Segovia, 10 de abril de 2018.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, de Segovia exige una enfermera más en el Centro de Salud de Cuéllar para poder hacer frente a la demanda asistencial que se produce en el centro, donde hay siete médicos y solo tres enfermeras.

Hace casi dos años que SATSE viene demandando que la plantilla de Enfermería del centro
cuente con una enfermera más porque cada una de las tres existentes soporta cupos de 1.800 pacientes, pese a que se trata de un centro semiurbano. SATSE Segovia considera que podría ser considerado urbano por el número de pacientes al que atiende. No hay que olvidar que en los centros de salud urbanos se atienden cupos de alrededor de 1.400 pacientes y en ellos hay paridad entre el número de médicos y de enfermeras.

Las tres enfermeras están atendiendo a un número de pacientes que dobla al de los médicos y esto tiene incidencia en la asistencia que se presta a los ciudadanos y a las condiciones laborales de las enfermeras. Estas profesionales hacen asistencia a domicilio y en ocasiones queda una única enfermera para atender pacientes de hasta tres médicos, algo insostenible desde el punto de vista de la atención sanitaria.

Asimismo, debido al elevado volumen de atención domiciliaria que realizan las tres enfermeras, la demanda de urgencias entre las 8:00 y las 15:00 horas a veces la ha de asumir una sola enfermera, cuando son siete los médicos que pueden pedir su asistencia.

Además, el envejecimiento de la población de la zona hace que cada vez tengan que atender a más pacientes que son crónicos y que padecen varias patologías, lo que satura las urgencias y las consultas, generando listas de espera que padecen pacientes y enfermeras.

A ello se suma el elevado número de visitantes que recibe este municipio, como recientemente se ha producido por la exposición Las Edades del Hombre.

Todo ello tiene consecuencias negativas también para la salud de estas profesionales porque se ven sometidas a diario a una enorme carga asistencial que genera estrés y puede derivar en dolencias de distinta índole para ellas.

SATSE Segovia considera que este centro debería, si no igualar las condiciones de plantilla de Enfermería de un centro urbano, al menos acercársele en el número de profesionales enfermeros, pero los responsables de Sacyl llevan cerca de un año sin atender esta demanda.

En julio de 2017, responsables de SATSE Segovia y SATSE Castilla y León se reunieron con el gerente regional de Salud, Rafael López para abordar este asunto y Sacyl se comprometió a reorganizar el personal del centro con refuerzos de Enfermería.

Esta reorganización y el refuerzo de plantilla no se han producido aún.