El secretario general y candidato de Podemos a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, cree que el presidente, Mariano Rajoy, y los líderes del PSOE, Pedro Sánchez, y de Ciudadanos, Albert Rivera, representan “la reagrupación de lo viejo” y de las políticas que han llevado “al desastre” en Cataluña.

Lo dijo ante los medios de comunicación en la localidad de San Ildefonso donde Podemos ha convertido una granja escuela en “cuartel general de la creatividad” de cara a la campaña para las elecciones generales del próximo 20 de diciembre. Anunció que esa campaña arrancará en Cádiz para reivindicar lo mejor del soberanismo y el constitucionalismo en España, un país que se juega poder seguir avanzando “desde la mayor de sus riquezas, que es su diversidad y su carácter plurinacional”.

Celebró que Rajoy “rectificara” y la recibiera pese a que antes había dicho que no tenía necesidad de hablar con quien no está de acuerdo. Con ello, dijo, el presidente reconoce a Podemos “como su adversario principal” y a la vez demuestra que no se puede hacer política en España “sin hablar con Podemos, aunque no estemos de acuerdo”. Con el líder socialista, Pedro Sánchez, también tiene previsto hablar en las próximas horas después de haber intercambiado mensajes.

Iglesias insistió en que “el inmovilismo no ayuda” a resolver el problema con Cataluña, y reiteró que ha sido el PP quien más ha contribuido “a que se rompa España” al recoger firmas contra el Estatuto de Cataluña y “presionar” al Tribunal Constitucional.

Frente a ello, afirmó, Podemos es “la única fuerza estatal que puede garantizar la unidad de España desde el respeto a la diversidad y el reconocimiento a su realidad plurinacionalidad”.

De hecho, Iglesias se refirió a PP, PSOE y Ciudadanos como una “coalición de tres que sigue apostando por lo que nos ha llevado al desastre” y que se resume en “inmovilismo” y una palabra “que recuerda a lo peor de la transición: búnker”.

Es “terrible”, dijo, que PP y PSOE “pusieran en riesgo la soberanía” modificando el artículo 155 de la Constitución. Su imagen junto a Ciudadanos es “triste”, dijo, porque “refleja la reagrupación de lo viejo” y de esas políticas que han conducido al “desastre”. Considera que el PSOE “llega tarde” a la idea de una reforma de la Constitución y alertó de que ya no basta con “soluciones cosméticas”/Ical

Foto: Pablo Iglesias en una imagen de archivo correspondiente a las pasadas elecciones municipales y regionales/Ical