La Fundación Blas Méndez Ponce fue la gran protagonista del torneo benéfico celebrado en San Cristóbal de Segovia el pasado fin de semana. La A.D Pradovalle decidió apoyar en esta edición a una organización que ayuda al niño oncológico de difícil curación.

El Pabellón Municipal de San Cristóbal de Segovia acogió para la ocasión un torneo de 4×4 mixto de fútbol sala, en el cual participaron un total de 29 equipos, más la escuela de Chupetines del  C.D. San Cristóbal. El viernes también tuvo lugar un partido de mayores entre los equipos de “viejas glorias” y “jóvenes promesas” con el resultado final de empate a 17 goles.

Todos los equipos de categoría Infantil han sido mixtos, teniendo que estar en la cancha 2 chicos y 2 chicas salvo en semifinales y final, que debido al cansancio de los jugadores se ha permitido hacer cambios libremente. Los participantes han estado rodeados en todo momento de múltiples actividades como baile activo, rifas, colchoneta elástica, bingo, carrera de sacos, tirasoga o futbolín y arropados por un montón de voluntarios que han ofrecido a los visitantes, café, chocolate, bollería, y todo tipo de alimentos caseros.

Al evento acudió también Beatriz Calle, madre de un niño afectado por el cáncer que permaneció durante el torneo  dirigiendo junto con un grupo de voluntarias un stand y un mercadillo de la Fundación, en la cual se puso  información sobre el día a día que sufren estos niños. La recaudación, rondó los 2.400 euros.

Foto: imagen de uno de los ganadores de los diferentes sorteos de regalos efectuados entre los asistentes/Fco. J. Valle