Ricardo García Vilanova, uno de los reporteros españoles que permaneció seis meses secuestrado en Siria, alertó hoy sobre “el apagón informativo actual” sobre la guerra de este país. El fotoperiodista mostró en una conferencia en el campus María Zambrano de Segovia un centenar de fotografías e imágenes inéditas sobre el conflicto dentro de las Jornadas de Periodismo en lo Global, que organizan la Asociación de la Prensa de Segovia y la Universidad de Valladolid.

Vilanova, minutos antes de la presentación de su trabajo, hizo hincapié en que “lamentablemente” ya no se habla sobre Siria en los medios de comunicación. Un “silencio” que atribuyó a que, “como todos los conflictos, llega un punto en el cual deja de interesar a los medios que son los culpables de que esto suceda, entre otras cosas por la seguridad en el país actualmente”.

El reportero español, que prefiere no hacer referencia a su secuestro en Siria que él califica como “accidente laboral”, recordó que la situación en este país es “dramática”. “Han muerto más de 200.000 personas, hay 3,5 millones de refugiados y seis de desplazados internos”, subrayó.

El trabajo que mostró hoy en Segovia refleja la evolución de este conflicto desde 2011 hasta ahora a través de un centenar de fotografías y varios vídeos, “porque explica mucho más la situación real de lo que está sucediendo en el país”.

El reportero destacó que las imágenes que se proyectaron en la capital del Acueducto son inéditas, “porque se han distribuido a través de agencias de noticias y de televisión, pero en forma de segundos, no todas como se van a poder ver hoy”.

Durante la presentación, Vilanova incidió en que actualmente existe “una desafección total de los ciudadanos sirios hacia los periodistas porque consideran que son innecesarios”. Además, comentó que el país se encuentra actualmente “inmerso en un caos y destrucción absoluta” donde “ya no hay bandos definidos”.

Desde su punto de vista no se ve una solución al conflicto, “lo único que se puede hacer es crear un protectorado para salvar a los civiles”. Vilanova fue presentado por el periodista Gervasio Sánchez, que alabó su trabajo y que “huye del protagonismo”. Él fue el portavoz de las familias de los reporteros mientras duro el secuestro en Siria y aplaudió “el acuerdo al que han llegado de no hablar de ello, no contar nada, hasta que el último de sus compañeros sea liberado”. “Han dado una gran lección a la hora de comportarse durante el secuestro y a la hora de ser liberados”, añadió.

La presentación del trabajo de Vilanova forma parte de las Jornadas sobre Periodismo en lo Global que continúan mañana en el campus María Zambrano. Durante la jornada se podrá escuchar a los finalistas del XXX Cirilo Rodríguez: Marc Marginedas, enviado de El Periódico de Catalunya; Ángeles Espinosa, corresponsal de El País especializada en Oriente Próximo, y Javier Martín, delegado de la Agencia Efe para Israel y Palestina.

El premio Cirilo Rodríguez será entregado durante un acto en el Parador de Turismo, colaborador del galardón junto a Iberia y el Centro Nacional del Vidrio, el viernes 30 de mayo, a las 20.30 horas, donde se va a rendir homenaje al primer ganador y jefe de la”tribu” de enviados especiales, como él la definía, Manu Leguineche, recientemente fallecido, con la intervención del Coro de la Asociación de la Prensa de Madrid.

DEJA UNA RESPUESTA