El fotógrafo Diego Gómez presenta el próximo día 11 de septiembre, en Zarzuela del Pinar, el resultado de su trabajo premiado con una beca fotográfica del Instituto de la Cultura Tradicional `Manuel González Herrero’. ‘La vuelta de los resineros’ recoge cerca de 150 fotografías sobre este oficio y testimonios de una treintena de profesionales del sector realizados y recogidos respectivamente por el autor.

Titulado en topografía y documentación sanitaria, aunque trabaja como administrativo, este segoviano, de 32 años, aficionado a la fotografía desde 2008, fue el ganador de  la I Beca Fotográfica Documental convocada por el Instituto de la Cultura Tradicional `Manuel González Herrero´, organismo de la Diputación de Segovia.

Tras cientos de kilómetros por la provincia y realizadas 10.000 fotografías, Diego Gómez presentará el próximo viernes a las 20.30 horas en el Ayuntamiento de Zarzuela del Pinar el resultado de su trabajo. El acto será el preludio del inicio esa misma noche de las fiestas de la localidad y en él estarán presentes también la diputada de Cultura, Sara Dueñas, y el alcalde de Zarzuela del Pinar, Eleuterio Nicolás Ortega.

La presentación se realizará en Zarzuela, porque esa zona es una de las cunas de la profesión resinera en la provincia y su fábrica tiene en torno a setenta años de antigüedad. Apunta Diego Gómez que desde hace tiempo tenía idea de hacer algún trabajo fotográfico, pero no tan grande como el que ahora presentará. “El tema de los resineros lo conocía por amigos que tenía en la zona -explica-. Contacté con gente a través de un par de contactos que tenía, y ellos me dieron a su vez otros contactos”. “Se trata de un trabajo muy físico y sacrificado, en el que es necesario echar muchas horas”, apunta el joven becado por el Instituto, a quien le ha sorprendido que haya muchos jóvenes dedicados a estas labores. “En Navas de Oro trabajan muchos, a los que han enseñado sus padres o sus abuelos, que proceden de otras empresas que pasaban por dificultades”.

Otros resineros proceden del sector de la construcción, que entró hace años en grave crisis. “Si se mantienen los precios por encima del euro, la gente se vinculará al pinar; pero si baja de ese precio, en cuanto la situación económica mejore dejarán de resinar”, advierte Diego Gómez.

Foto: Trabajos de desroñe, realizados por la cooperativa “el Rincon de la Vega” en Coca/ Diego Gómez