Alrededor de 200 estudiantes se concentraron hoy en la plaza del Azoguejo de la capital segoviana para protestar contra los recortes del Ejecutivo central y el anteproyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) que según los concentrados “hipotecan nuestro futuro”. A los pies del Acueducto segoviano, los estudiantes criticaron los recortes de 3.000 millones de euros propuestos en Educación que no harán otra cosa, en palabras de los estudiantes, que favorecer unos “institutos que se están cayendo” y que eliminar la “dignidad” del trabajo de los profesores.

En paralelo a las jornadas de huelga que se están celebrando en todo el territorio nacional y convocados por el Grupo de Estudiantes Revolucionarios de Segovia (GERS) y el Sindicato de Estudiantes, alumnos de 3º ESO y cursos superiores, aseguraron que el sistema educativo público “no se puede mantener y no aceptamos que se esté dando dinero a los bancos y a los políticos y se recorte en educación”. Así lo manifestó el representante del GERS, Álvaro Bustos, quien fue el encargado de llevar a cabo la lectura de un manifiesto en el que se lamentó el fortalecimiento de la educación privada en detrimento de la pública.

Además, el texto insistió en varias ocasiones en que “los jóvenes somos el futuro de la sociedad” y apeló a la participación estudiantil para secundar las jornadas “de lucha”. En este sentido, el representante de los estudiantes agradeció la respuesta ofrecida en la paralización de las aulas aunque, otro de los representantes del GERS, Javier Lobo, criticó que la dirección de los centros no permitan salir a los estudiantes de 1º y 2º de ESO secundar la huelga a pesar de tener autorización paterna.

Los estudiantes prevén continuar con las movilizaciones durante la jornada del 7 de febrero, así como con una concentración a las 19:00 horas ante la Delegación Provincial de Educación, ubicada en la Plaza de José Zorrilla. En este caso, la concentración convoca a padres y madres, así como profesores y personal docente. Los estudiantes de la capital, que portaban emblemas como ‘Estamos pre-parados” o “Que los próximos parados sean diputados”, se vieron respaldados por la presencia de alumnos de centros rurales que se desplazaron hasta el lugar de la convocatoria para criticar el posible cierre de centros rurales y las consecuencias que ello conllevaría a la hora de desplazarse.

Durante la protesta, Bustos lamentó la masificación en las aulas con el aumento de un 10 por ciento en el ratio de los alumnos, así como la falta de instalaciones en los centros segovianos. “No son un prodigio de modernidad y tecnología”, explicó Bustos para criticar el estado de los pupitres “de hace años” o el incumplimiento de la promesa de instalar pizarras electrónicas.

Datos de la huelga

Un total de 3.369 alumnos de la provincia de Segovia han secundado la segunda jornada de huelga convocada por el Sindicato de Estudiantes para protestar por los recortes en Educación del Gobierno central. La Junta de Castilla y León, situó en un 12,70 por ciento el seguimiento de la huelga en Segovia.

Por cursos, la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) fue la que registró un mayor número de no asistencias con 1.624 alumnos (32,2%) de 5045. Le sigue el Bachillerato con 956 faltas de asistencia, (55,6%) de 1718 alumnos; y los Ciclos Formativos con 789 alumnos que no asistieron a las aulas (37,4%) de 2107 alumnos.

DEJA UNA RESPUESTA