Raquel Fernández (Segovia, 1979) es arquitecta y acumula ya cinco meses en la oposición al frente del Grupo Municipal del Partido Popular en el ayuntamiento de Segovia después de cuatro años en el equipo de Jesús Postigo, también en la oposición. Fernández, que no es militante del PP aunque afirma abiertamente que “lo voy a ser en breve”, asegura que después de los primeros meses de mandato corporativo “las sensaciones son buenas, estoy contenta” y reconoce que no convertirse en alcaldesa en las elecciones de mayo fue “un chasco, no encuentro otra palabra que lo defina mejor”. Considera Fernández que el equipo de gobierno municipal “ningunea a la oposición” pero eso no le impide encontrar virtudes en la alcaldesa Clara Luquero: “Es dialogante y sensata aunque en aspectos concretos muy importantes quizá no dirige demasiado. Delega”. Reconoce Fernández que “echo en falta más visitas del Presidente Juan Vicente Herrera”  y que el equipo de gobierno peca de ‘victimismo’ poniendo de excusa a la Junta de Castilla y León para “no cumplir con las inversiones comprometidas, retrasándolas  injustificadamente”.

En el despacho del Grupo Municipal del Partido Popular en el ayuntamiento de Segovia, Raquel Fernández atiende a segoviaudaz.es

Segoviaudaz.es: ¿Qué supuso personalmente no conseguir la alcaldía?

Raquel Fernández: He de reconocer que fui sufriendo un cambio en mis  expectativas según pasaba el tiempo.  Al principio, cuando di el paso de aceptar la propuesta era escéptica con respecto a nuestras opciones quizá por ponerme una autodefensa por si tenía que parar el golpe de la decepción; pero con el paso del tiempo y gracias al equipo que conseguimos reunir mi confianza aumentó y salimos a la calle convencidos de nuestras armas con un discurso y un programa, con un proyecto de ciudad. Es ahí cuando te ilusionas y ves que puedes conseguirlo, te lo crees. Luego llegan las elecciones y te llevas el ‘chasco’ que se te junta con la pena, la tristeza y el cansancio y lo sufres tanto o más por tu equipo que por ti misma. Yo era la responsable.

SA: ¿Por qué perdió las elecciones?

R.F: Han sido varios factores. La marca ‘Partido Popular’ no estaba en su mejor momento, es evidente; pero no quiero echar balones fuera porque al final en una candidatura pesan mucho las personas. Nos faltó tiempo, salimos bastante tarde. Una candidatura renovada al 90% no se puede dar a conocer en tres meses. Lo cierto es que no tuvimos la capacidad de llegar a todo el mundo.

SA: ¿Y tuvo peso la situación nacional? 

R.F: Sin duda. En Segovia hay mucha gente que se tiene que ir fuera a trabajar y eso es porque no somos capaces de ofrecer todos los servicios que nos están demandando. Además, en las decisiones de las personas pesan muchos las circunstancias familiares y  el contexto en el que está uno. La crisis ha pesado muchísimo estos años  porque no es lo mismo acercarse a votar si tienes una situación laboral delicada o si toda tu familia tiene empleo, por ejemplo.

SA: Muchos piensan que su partido apostó por usted aun sabiendo que las elecciones no se podían ganar. O quizá por eso.

R.F: Es cierto que el PP tiene un ‘lastre’ y es que en los últimos cuatro mandatos corporativos ha presentado a cuatro candidatos diferentes y para ganar unas elecciones la gente tiene que confiar en el equipo y tiene que conocer el proyecto que lleva ese equipo. Yo ahora ‘a toro pasado’ también veo que parece adecuado que el proyecto político vaya más allá de cuatro años. Si yo me presento dentro de cuatro años como cabeza de lista, la ciudadanía ya va a saber cómo trabajo y es un camino andado que solamente te beneficia. Me lo tomo como una apuesta hacia alguien con menos ‘mochila política’ que en otras ocasiones

SA: Entiendo entonces que no le importaría repetir en las próximas elecciones

R.F: Es que queda tanto… y en política como en la vida nunca sabes por dónde te va a llevar el camino. Me gustaría ser alcaldesa si me presento a las elecciones pero el partido tendría que querer y yo también, claro. De momento estamos trabajando y estamos contentos. La apuesta por mí puede que haya sido a ocho años vista pero todo puede cambiar. A estas alturas responder por ejemplo a la pregunta de si me veo de alcaldesa dentro de cuatro años es lo mismo que responder a la de si me veo de diputada, senadora o barrendera. Ojalá sea alcaldesa dentro de cuatro años.

SA: ¿Qué balance hace de este tiempo en la oposición?

R.F: Lo cierto es que el equipo de Gobierno nos ningunea, no me canso de decirlo. Trabajamos y hacemos propuestas como la de la regulación de la carga y descarga porque sale de nosotros, nadie viene a decirnos que planteemos soluciones a los ciudadanos. Nos gustaría que nos dieran a conocer las propuestas o ideas del equipo de gobierno porque somos representantes municipales  y porque quisiéramos aportar nuestras ideas y opiniones. Nos hemos enterado por los medios de comunicación de asuntos importantes para la ciudad y no solo nosotros, toda la oposición. Solo nos informan de aquellos asuntos de los que están obligados reglamentariamente a informarnos y lo hacen con el plazo mínimo establecido. Hay veces que nos resulta imposible analizar una documentación en el tiempo que nos dejan. Por el motivo que sea no quieren que hagamos propuestas o aportaciones.

SA: El equipo de gobierno asegura que lleva el Partido Popular varios mandatos corporativos sin hacer ‘oposición constructiva’

R.F: Que lo diga el equipo de gobierno no significa que sea cierto. Sí es verdad que cuando yo veía las cosas desde fuera percibía que todo era ‘criticar por criticar’ y ‘dar guerra’ pero desde que estoy en política que va para cinco años hemos hecho una oposición completamente constructiva. Hemos ‘echado todas las horas del mundo’ preparando propuestas y trabajando; tratando de aportar y no buscar el fallo para criticarlo sino todo lo contrario. Sufrimos mucho desgaste y el resultado es que no se nos ha reconocido. Esto (el ayuntamiento) no es una empresa en la que todos estamos en el mismo barco como sí que debería de ser.

El equipo de gobierno siempre lanza mensajes negativos hacia nosotros, que lo entiendo porque aseguran que ‘esto no es un colegio, es política’ pero que no se corresponden con nuestra manera de actuar en el mandato corporativo anterior. Pero no nos vamos a achantar, hemos venido a trabajar por Segovia y tenemos una responsabilidad con las casi 9.000 personas que nos han votado.

Además, también reconocemos las cosas bien hechas. El Concejal de Juventud, Álvaro Serrano, está desempeñando su trabajo de una manera muy adecuada y le felicito por ello y espero que termine tan bien como está empezando.

  • Fin de la primera parte de la entrevista con Raquel Fernández ( la segunda parte, mañana jueves 22 de octubre)