La Alcaldesa de Segovia, Clara Luquero ha redactado un decreto que lamenta la gestión que las instituciones y gobiernos de la UE han realizado de la crisis humanitaria de los refugiados. El decreto ordena que se coloque un crespón negro en la bandera de la UE como protesta por la gestión de la crisis de los refugiados y como recuerdo de las vidas truncadas y perdidas de miles de personas intentando llegar a la Unión.

Diversos municipios españoles han decretado la retirada de la bandera europea de sus espacios públicos en señal de protesta por la gestión de la crisis de los refugiados. No es el caso del Ayuntamiento de Segovia que en un Decreto de Alcaldía ha ordenado que se mantenga la enseña de la Unión Europea en el balcón de la Plaza Mayor pero que se sitúe un crespón negro en la bandera comunitaria.

La Alcaldesa Clara Luquero ha señalado que “esta crisis, como la crisis económica, nos ha demostrado que el problema no es Europa, sino el predominio de los intereses particulares lo cual pone de manifiesto la falta de construir una Europa más fuerte y con voz propia” y por, en opinión del equipo de gobierno, “no parece coherente reivindicar los valores europeístas y el espíritu de la Unión retirando la enseña de la UE de los espacios públicos”.