Los horarios para la carga y descarga en la Calle Real siguen generando controversia y parece difícil encontrar una medida que contente a todo el mundo.

El ayuntamiento ha convocado el próximo día 28 de julio a comerciantes, hosteleros, transportistas, vecinos y guías turísticos para intentar solucionar una molestia no solo a las personas sino también a los monumentos como ha quedado demostrado en los últimos incidentes que han generado desperfectos en la ‘Casa de los Picos’. El conflicto necesita una “resolución inmediata” por parte del consistorio que ve problemas de seguridad en el colapso que se genera durante el tiempo establecido para el transporte de mercancías a los diferentes establecimientos.

El trayecto que une acueducto con la plaza Mayor es el más afectado con un horario establecido de carga y descarga que va desde las 8:00 am hasta las 11: 00h pero el caos circulatorio muchas veces hace que haya vehículos en la zona hasta mediodía. 

El consistorio quiere consensuar medidas con los afectados como adelantar el horario, reducirlo o cambiar su distribución con el objetivo de evitar accidentes y paliar la mala imagen a los turistas.

Según reconoció la alcaldesa a los medios en una de sus comparecencias esta semana, la propuesta de partida del Consistorio pasa por fijar la carga y descarga entre las 7.30 y las 9.30 horas, “para que a las 10 ya no quede ningún vehículo” aunque no se descarta habilitar una segunda franja horaria. Pese a esta propuesta, el ayuntamiento insiste en que primará el consenso y que “todas las propuestas serán estudiadas”.

Opinión de la ACS

La Agrupación de Comerciantes Segovianos, por su parte, ha pedido al Ayuntamiento de Segovia que cualquier modificación que plantee del actual horario de carga y descarga en el recinto amurallado  garantice la compatibilidad de los usos turístico, comercial y residencial.

En este sentido, aseguran en ACS las declaraciones de la Alcaldesa, Clara Luquero, con la propuesta de adelantar el horario, no apuntan a ello, sino a favorecer el uso turístico dificultado enormemente el comercial. “No es razonable que se imponga ampliar el horario de trabajo en los comercios, ya muy extenso, o que se les dificulte el abastecimiento que permite su normal actividad, como ocurría en tiempos pasados”

 ACS ha querido recordar con que “el sector comercio, y más concretamente el que se ubica en el casco antiguo, es al igual que el turismo uno de los motores económicos de la ciudad, que genera riqueza y empleo y al que no se le puede relegar a un segundo plano en esta materia”

foto: detalle de los desperfectos en uno de los picos de la ‘Casa de los picos’ que tuvo lugar en marzo/Ical