Agentes de la Guardia Civil de Segovia detuvieron la noche del sábado 21 de marzo a dos hombres de nacionalidad española: J.M.P de 30 años de edad y J.S.L de 26, vecinos de Medina del Campo, como presuntos autores de los delitos de robo con fuerza, hurto y uso de vehículos a motor y contra la seguridad vial.

Los agentes, que realizaban un dispositivo en prevención de hechos delictivos cerca del Polígono Industrial “Pradovega” de Cuéllar identificaron dos vehículos que circulaban juntos y que habían sido vistos circulando a gran velocidad por la SG-205 entre Cantalejo y Cuéllar. Pronto comprobaron los agentes que uno de los vehículos había sido sustraído de una explotación ganadera en La Matilla  por lo que su conductor fue detenido. El otro vehículo se dio a la fuga en el control y su conductor abandonó el coche unos metros más adelante huyendo campo a través. Dentro del maletero los agentes encontraron cinco corderos vivos, una manguera de cable eléctrico y una radial, todo sustraído de la misma explotación ganadera. El coche había sido sustraído en Tordesillas unos días antes. Finalmente el segundo sospechoso fue detenido horas después de su huida cerca de la localidad de Dehesa Mayor. Investigaciones posteriores han permitido determinar que también son los presuntos autores del hurto de 34 ovejas en una explotación ganadera de Santa Marta del Cerro, ocurrida el pasado 5 de marzo.

Se da la circunstancia de que estos dos mismos sospechosos, después de ser puestos a disposición judicial tras su detención en el juzgado de Sepúlveda, han vuelto a ser detenidos ayer lunes día 23 por la mañana en Sepúlveda tras presuntamente robar una furgoneta. Fueron interceptados ya a pie e imputados por hurto y uso de vehículo a motor, daños y contra la seguridad vial siendo puestos de nuevo a disposición del juzgado de Sepúlveda.