Juventudes Socialistas de Segovia ha denunciado la falta de servicios como la reprografía y cafetería o la falta de accesibilidad para las personas con movilidad reducida  en el Campus María Zambrano. Entre las carencias del recién estrenado nuevo edificio de la Universidad de Valladolid (UVa) en Segovia, la secretaria general de los jóvenes socialistas, Andrea Carrascal, señaló además que algunas partes de la biblioteca son poco silenciosas debido a su diseño sin pared, o la dificultad para acceder a los ascensores, por lo que opinió que el la primera fase es “insuficiente”, y reclamó a la Junta de Castilla y León, financiación para la segunda fase.

En este sentido se manifestó el Secretario de Educación y Política Estudiantil de la organización, Adrián Fraile, quien señaló que “con la segunda fase del campus paralizada, a pesar de estrenar nuevo edificio, estamos aún muy lejos tener una verdadera ciudad universitaria”. En este sentido, denunciaron el “desprecio” del PP a los universitarios plasmado, según su opinión, en la actitud tomada por los populares el pasado mes de septiembre en las Cortes de Castilla y León votando en contra de una Proposición de Ley socialista para que los Presupuestos de nuestra Comunidad para 2013 contemplaran las partidas necesarias para la ejecución de las obras de la segunda fase del campus María Zambrano.

 

Cuando la economía lo permita

Por su parte, los populares recordaron que la Junta ha invertido 19,3 millones de euros en la construcción del nuevo campus y se ha comprometido a realizar la segunda fase en el momento en que las posibilidades presupuestarias lo permitan; demostrando así “el compromiso del PP con Segovia y los segovianos”. El PP municipal señaló que el edificio representa “un compromiso realista, constructivo, generador de empleo, revitalizador de la economía segoviana y lo más importante, un compromiso con las personas, con la comunidad educativa que, a día de hoy, cuentan con una infraestructura pública, de conocimiento e investigación”.

En este sentido señalaron que la construcción del Campus María Zambrano se va a convertir en uno de los motores de desarrollo económico que contribuirán a reactivar la economía, y que la confianza de empresarios y ciudadanos en el impacto económico y social mediante la atracción de negocios y la generación de ingresos, pueden ser algunas de las consecuencias a medio plazo, lo que también repercutirá, según los populares en el movimiento de mercado de viviendas.

DEJA UNA RESPUESTA