El grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Segovia exige a la alcaldesa, Clara Luquero, que refuerce el mantenimiento de los autobuses urbanos hasta que entre en vigor el nuevo contrato. Una renovación de este servicio público, recordaron, que lleva casi dos meses de retraso, provocando numerosos problemas, cuyas consecuencias “están pagando” los ciudadanos.

El grupo de concejales populares denunció que, días atrás, varios vecinos no pudieron llegar a su puesto de trabajo u otras circunstancias, porque “hay viajes que no se han podido realizar” o “se ha dejado de prestar servicio en una línea sin sin avisar”.

Desde el PP recuerdan que la Línea 9, que recorre el casco histórico, con un microbús, no ha funcionado, al tener que emplear este vehículo, para que la Línea 6 (La Fuentecilla-Paseo del Salón), pudiera estar operativa, porque “no había más autobuses”. Para los populares, “todo un desastre”, y una situación que, “lamentamos profundamente”, porque al final, “los que acaban pagando las consecuencias son los ciudadanos”.

El PP preguntó al equipo de Gobierno de Luquero, dónde están los autobuses de reserva, y le exigieron que “ponga en marcha las medidas necesarias” para que el transporte urbano no se resienta, con una previsión de “vehículos de reserva”, que se incremente “el mantenimiento de la actual flota” y “cuidar detalles como la limpieza de las paradas o la actualización de la información”

Los concejales del PP expresaron que estamos ante “una prueba más”, de la “falta de previsión” del Gobierno municipal socialista, y de su “nefasta gestión”, en todo el proceso de renovación del transporte público. Recordaron que, todavía faltan varios meses, para poder tener los nuevos vehículos en funcionamiento. Hasta ese momento, tendrán que seguir circulando la actual flota de autobuses, lo supone que, “cada día que pasa aumenta su deterioro” y “la posibilidad de sufrir averías”, afirman desde el PP.