La Asociación Amigos de los Ferrocarriles de Segovia recuerda su solicitud para declarar BIC (Bien de Interés Cultural) la estación ‘vieja’ de ferrocarril de Segovia para acabar con su imagen de abandono, y denuncia que ningún partido político representado en la corporación municipal ni el propio equipo de Gobierno se ha pronunciado públicamente apoyando esta petición.

Por ello solicitan a las administraciones que prioricen y supervisen la correcta conclusión de la declaración BIC de la Estación, la inclusión en la agenda política de los problemas de la prestación de los servicios del Regional, y la protección del Patrimonio Ferroviario, así como retrasar la incidencia de la construcción en el área de la antigua estación, derivándola en otras zonas como a través los desarrollos del PRAU Las Lastras (sin la Estación) o los Sectores A y B (junto a Nueva Segovia).

Los miembros de la asociación recuerdan en un comunicado los sucesivos pasos que se han dado en el camino de esta declaración, que se iniciaron ya hace 36 años, en noviembre de 2012 con la incoación del expediente de declaración de Monumento Histórico Artístico a favor de la Dirección General de Bellas Artes, Archivos y Bibliotecas del Ministerio de Cultura. Desde entonces el expediente ha pasado por numerosas instituciones.

En opinión de estos admiradores de los ferrocarriles no hay mayor y mejor puesta en valor para la conservación del Patrimonio Ferroviario que la continuación de la prestación de los servicios. “Si bien es cierto que las Administraciones han aportado sus apoyos para la continuación de la línea y su incorporación al sistema de abonos del Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM), también es cierto que, desde entonces, no hemos escuchado la existencia de ningún tipo de reuniones para recuperar los horarios del Regional de mayo 2013 como reclaman los usuarios y las poblaciones que recorre el FC. Villalba-Segovia y si, sin embargo, mucha promoción hacia la Alta Velocidad, que solo así derivará en el cierre del convencional ante el detrimento de sus servicios ante sus “malos” horarios a favor del AVANT”, explican.