El eurodiputado de Podemos, Miguel Urbán, ha afirmado en Segovia que hay que acabar con la evasión fiscal y con “los agujeros” que permiten que los terroristas tenga capacidad económica para “atentar en nuestro territorio”. Urbán defendió la postura de su partido de permanecer como observadores en el Pacto Antiyihadista, porque hay que estudiar “otras formas de combatir la barbarie del terrorismo”.

Miguel Urbán aseguró que son “los agujeros de la evasión fiscal” los que están utilizando los terroristas para “lavar dinero”, y pidió que se ataquen sus “fuentes de financiación”. El eurodiputado de la formación morada lamentó que no haya interés “ni por acabar con la evasión fiscal” ni con “esos agujeros” que permiten que los terroristas “tengan capacidad económica para atentar en nuestro territorio”.

Urbán se reunió con el Círculo de Podemos de Segovia antes de acudir a la inauguración de la séptima edición de la Escuela Anticapitalista, que se celebra en el Real Sitio de San Ildefonso. Los asistentes guardaron un minuto de silencio en recuerdo a las víctimas de los atentados de Cataluña. Urbán señaló que “no se puede utilizar el dolor y la barbarie para intentar generar odio” e hizo un llamamiento para “aislar el odio, el fanatismo y una violencia sin sentido que siempre ha tenido un nombre: fascismo, venga de un lado o de otro”.

El eurodiputado de la formación morada lamentó los brotes de islamofobia por parte de grupos neonazis, y de otros como “Vox que les hace el juego”, utilizando el dolor “para llevar el agua a su molino y eso es una verdadera vergüenza”, sentenció.

El primer tema de la Escuela Anticapitalistas fue un foro sobre la emergencia de las fuerzas de ultraderecha en Europa y Estados Unidos. Miguel Urbán aseguró que “la gran vacuna contra los partido de extrema derecha en Europa es Podemos”, asi como, la victoria del Movimiento del 15M y las mareas.

Por esta razón, España es “una isla en Europa” al ser el único Parlamento Nacional donde no hay una fuerza de extrema derecha. Urbán destacó que en nuestro país “no se ha estigmatizado a la población, ni al migrante”, sino que “gracias al 15M se ha visto que la culpa es del reparto, de la desigualdad”.