Con el comienzo del nuevo año, el Sindicato de Enfermería ha llevado a cabo la iniciativa “Para 2017 quiero”, en la cual han animado a los profesionales a que pidieran sus “deseos” para el año nuevo.

Una vez analizados los datos recogidos, la demanda mayoritaria del colectivo se centra en la convocatoria de nuevas ofertas públicas de empleo, con más plazas de enfermería que aumenten las plantillas existentes para según apuntan “acabar con la sobrecarga que sufren”.

También han sido muy numerosas las reivindicaciones de creación de la categoría de enfermero especialista en todos los servicios de salud y de la dotación de las plazas necesarias de las diferentes especialidades, remuneradas adecuadamente, así como que “se ponga fin a la precariedad que sufren muchos profesionales que encadenan contratos temporales sin lograr una estabilidad laboral” afirman.

Otro de los deseos más demandados por el colectivo es un mayor reconocimiento y visibilidad de la profesión enfermera a nivel social y administrativo, así como que se asegure una sanidad pública de calidad y que “se recuperen los derechos laborales perdidos en los años de crisis por los recortes realizados por las diferentes administraciones” insisten.

La reactivación de la carrera profesional en todas las autonomías, la modificación del Real Decreto de prescripción enfermera y la reposición de la totalidad de plazas que van quedado vacantes en los centros sanitarios son otros de los asuntos destacados por los profesionales, junto al interés porque haya una mayor conciliación de la vida laboral y personal y más oportunidades de formación a lo largo de su trayectoria laboral.

Desde el Sindicato han recordado que existe el compromiso de convocar una conferencia enfermera, en la que los representantes del Gobierno central y de las comunidades autónomas acuerden actuaciones de futuro para ir dando solución a los problemas existentes en la actualidad.