La tradicional ‘Carrera del pavo’ alcanza en 2015 su 80 edición. La Sociedad Ciclista segoviana la que en 1935 ideó la carrera de bicicleta sin cadena a disputar el 25 de diciembre. En 1981 el Club Ciclista 53X13 cogió el testigo y ahora este equipo es el que organiza una prueba que cada año tiene mayor número de seguidores.

Los corredores se lanzan desde la plaza de Día Sanz por la calle Teodosio el Grande (120 metros de descenso incrementando la velocidad constantemente), después 80 metros por la plaza del Azoguejo y el resto, hasta completar los 580 metros, subidas de entre el 4 y el 7% de pendiente, los que tienen la Calle Real hasta la plaza de Adolfo Suárez.

Este año, la Carrera contará con la colaboración de Ecovidrio que a su vez contribuirá con la Asociación de familiares de enfermos de Alzheimer en su proyecto de estimulación temprana. La prueba cuenta, año tras año con el aliciente de la participación de Pedro Delgado que pese a no haber ganado nunca la prueba “no ha dejado de participar en ella” A lo largo de los años ha tenido la oportunidad de ver cómo esta disciplina ha ido creciendo en seguidores, ciclistas y público.

La Carrera del Pavo es la última de las actividades incluidas en el programa final organizado para conmemorar la inclusión de Segovia en el listado de Ciudades Patrimonio de la Humanidad hace 30 años. Por ese motivo y para sumarse al 80 aniversario de la Carrera del Pavo adornarán el recorrido con 30 pavos decorados por los alumnos de la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Segovia (la Casa de los Picos).

Además, quienes acudan podrán degustar en el Azoguejo de un chocolate por gentileza del Club Ciclista 53×13.

Foto: participante en la Carrera del Pavo en una edición anterior/Ical