Las organizaciones integrantes de la Red Ambientalista de Segovia se oponen a la recarga del acuífero de El Carracillo y denuncian que la Junta y la Confederación Hidrográfica del Duero anteponen “la sobreexplotación del agua en interés de unos pocos a las necesidades de la ciudadanía”.

El Espadañal de Cuéllar; la Asociación de Vecinos y Amigos de Ventosilla y Tejadilla, Centaurea de El Espinar, Asociación Cega, Plataforma No Más Mierda de Fuentepelayo, la Red de Semillas de Segovia, Terractua y Ecologistas en Acción de Segovia, integrantes de esta Red, están en desacuerdo con el proyecto de la tercera fase del trasvase que supondrá “siete hectómetros cúbicos anuales de agua procedente del Cega en el subsuelo, lo que puede provocar una transformación negativa de los acuíferos”. Consideran que la recarga “tendrá graves consecuencias ambientales, sociales y económicas”.

La red recuerda que la tercera fase contempla la utilización del pinar de Gomezserracín “como almacenamiento o lugar de ensayo para empapar el pinar durante seis meses y luego “estrujarlo” a modo de esponja con consecuencias impredecibles para el entorno”. Afirmaron que el proyecto de la recarga “debería reservarse como agua pura y natural, destinada al abastecimiento de todos los municipios la comarca de Cuéllar”. Además, alertaron del peligro por contaminación al utilizar el acuífero como almacén. Tienen claro que su sobreexplotación, unido a altos índices de contaminación por lixiviados en la agricultura extensiva, “aumentaría la contaminación ya existente de las aguas, muchas ya colapsadas por los purines de los cerdos, altos niveles de nitratos, arsénico, fósforo, entre otros contaminantes”.

La Red Ambientalista criticó que la Junta autorice la recarga, “ocasionando un grave impacto no sólo ante la falta de agua para las poblaciones, sino que esto tendrá graves consecuencias ambientales, sociales y económicas”. También, pusieron en duda la viabilidad técnico-científica del proyecto.

Los grupos ecologistas de la Red Ambientalista Segoviana también denunciaron otros “problemas muy graves” que amenazan a la provincia, como son la ampliación de la Carretera de Campo Azálvaro, la incineradora de Aldeanueva del Codonal, las balsas de purines, como la de Losana de Pirón, la construcción de , en el Parque Natural de la Sierra de Guadarrama.