Justo a las 12:00 horas del mediodía, la Plaza de Cataluña en Barcelona enmudecía en respeto a las víctimas del atentado de Barcelona y Cambrils que ha sesgado la vida de 14 personas por el momento y ha dejado más de un centenar de heridos. Simultáneamente, decenas de ciudades de todo el país, entre las que se encontraba Segovia como no podía ser de otra forma, se sumaban al acto convocado por la Federación Española de Municipios y Provincias para plantar cara a la barbarie terrorista.

Lejos de mostrar miedo o de proyectar la imagen de un país paralizado, la convocatoria de Barcelona abrazó en la Plaza Catalunya a miles de personas, entre las que se encontraban el Rey de España, Felipe VI, que encabezaba el acto junto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y multitud de autoridades del Gobierno nacional y del ámbito autonómico y local catalán como el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

En Segovia, la Plaza Mayor, a los pies del Ayuntamiento de la capital con sus banderas a media hasta, ha acogido el acto de repulsa al ataque en Cataluña. Miembros de la corporación municipal, de todos los grupos políticos del Ayuntamiento, el presidente de la Diputación de Segovia, Francisco Vázquez y otros miembros de su corporación, la subdelegada del Gobierno en Segovia, Pilar Sanz, así como representantes de la FES y de cuerpos de seguridad, entre otros, han participado en el acto junto a algunas personas que se han acercado a las inmediaciones en la Plaza Mayor.

Por su parte, el obispo de Segovia, César Franco, ha condenado también unos hechos que calificó como “luctuosos y execrables”, así como una “práctica intrínsecamente perversa”, que vulnera gravemente el derecho a la vida y a la libertad, y una muestra de “la más dura intolerancia y totalitarismo”. En nombre de la Diócesis de Segovia, César Franco, quiso mostrar su “cercanía y oración” con las víctimas y sus familias, y manifestó el apoyo a toda la sociedad que “es atacada con estas acciones”, en este caso los ciudadanos de Barcelona y de Cambrils.

Ante el “criminal atentado perpetrado” también se ha concentrado la Academia de Artillería de Segovia en el Patio de Orden del Acuartelamiento de San Francisco. Oficiales, suboficiales, personal de tropa y personal civil  de la Academia de Artillería, de la Jefatura de Adiestramiento y Doctrina de Artillería y del Centro de Comunicaciones 4270 de Segovia, encabezados por el Coronel Director de la Academia de Artillería Ilmo. Sr. D. Jose Maria Martinez Ferrer, han guardado un minuto de silencio “como muestra de repulsa por el terrible atentado y de solidaridad con las víctimas y sus familiares”

Actos institucionales que han proyectado una sensación de unidad pero que se unen a otra imagen de mayor calado: la ciudadanía de Barcelona gritando al unísono y durante más de dos minutos de aplausos: “No tinc por” (No tenemos miedo), lo que refleja el verdadero sentir a pie de calle de una ciudadanía que vuelto a sufrir en su propia piel un acto de odio repulsivo.