¿Qué adolescente no ha leído ‘El Camino’ y se ha sentido reflejado? ¿Qué español no se ha quedado profundamente impresionado por personajes como el tío ratero? ¿Quién no tiene en su casa un ejemplar de ‘El Hereje’?

Miguel Delibes, uno de los grandes de nuestras letras, moría esta mañana en su casa a los 89 años de edad dejando un poco más sola la Cultura española, Cultura con mayúsculas. Su salud había empeorado en los últimos días y su familia ya anunció ayer que espera que lo peor ocurriera en pocas horas y así ha sido. Numerosas autoridades de diversas instituciones de la provincia vallisoletana, de la Comunidad y del país como el Ayuntamiento de su ciudad, la Junta de Castilla y León o la Casa del Rey, se han interesado por la salud del escritor.

Amante del campo, de la naturaleza, la vida sencilla y los libros, Miguel Delibes nació en Valladollid un 17 de octubre de 1920. Su padre fue catedrático de derecho en la Escuela de Comercio vallisoletana. Cursó sus estudios a caballo entre los colegios de La Salle y de Lourdes, donde terminó el bachillerato en 1936. Tras estallar la Guerra Civil española, se enroló como voluntario en la Marina del Ejército Nacional en 1938. Como voluntario, prestó servicio en el crucero Canarias, que realizaba sus operaciones en la zona de Mallorca.

Más tarde, en 1939, al concluir la contienda, regresó a su ciudad natal e ingresó en la Escuela de Comercio. Tras finalizar su carrera de Comercio, inicia la de Derecho y se matricula en la Escuela de Artes y Oficios, lo que le sirvió para mejorar sus dotes artísticas y ser contratado en 1941 como caricaturista en El Norte de Castilla. Posteriormente, abandonó esta actividad para dedicarse en exclusiva a la novela, donde plasmó sus conocimientos de la fauna y flora de su entorno geográfico.

También obtuvo la cátedra de Derecho Mercantil, por lo que comenzó a impartir clases en la Escuela de Comercio. El 23 de abril de 1946 contrajo matrimonio con Ángeles de Castro, quien posteriormente se convirtió en una de sus mayores inspiraciones literarias.

Delibes ocupa desde 1975 el sillón “e” de la Real Academia Española. Pese a destacar por ser novelista, es licenciado en Comercio. Por tanto, se trata de una de las grandes figuras de la literatura española posterior a la Guerra Civil, por lo cual ha sido reconocido con multitud de galardones, pero su influencia va aún más allá, ya que varias de sus obras han sido adaptadas al teatro o se han llevado al cine, siendo premiadas en certámenes como el Festival de Cannes.

Su última gran obra, ‘El hereje’, homenaje a Valladolid, se publicó en 1998, recibiendo el Premio Nacional de Narrativa como reconocimiento. Posteiormente, se creó la Cátedra Miguel Delibes, con sede en las universidades de Nueva York y Valladolid, y cuyo objetivo es el estudio de la literatura española contemporánea, darla a conocer en Estados Unidos y difundirla mediante las nuevas tecnologías.

DEJA UNA RESPUESTA