Hace tan sólo una semana, Renfe se comunicaba con el mundo con este sencillo tweet: “Hoy iniciamos de forma oficial nuestro camino en Twitter, poco a poco, y esperando dar los pasos correctos!” Era 22 de febrero, y así inauguraba la compañía su nueva andadura en esta red social. A día de hoy, más de medio millar de personas siguen a la operadora ferroviaria de manera intensa.

Sugerencias, quejas, noticias, novedades,… son algunas de las cosas que se pueden leer en su perfil oficial twitter.com/renfe. A partir de ahora, cuando cualquier usuario de la compañía quiera mostrar su malestar por un servicio, o sugerir una mejora a la operadora, solamente tendrá que entrar en su Twitter personal y marcar “@renfe”. Así de sencillo. Y parece que funciona. Un tono informativo, pero nada frío ni distante contesta al otro lado del mundo Twitter, en boca nada menos que de “Mr. Renfe”. El communuty manager de la compañía ferroviaria dialoga con los usuarios que plantean sus circunstancias y ofrece soluciones y respuestas, algo a lo que hasta ahora, los usuarios de Renfe no estaban muy acostumbrados por el hermetismo habitual de la citada empresa pública. De esta manera parece que Renfe intentará lavar su mala imagen que tiene en las redes sociales.

DEJA UNA RESPUESTA