La parroquia de San Cristóbal de Moral de Hornuez acogió el domingo 3 de abril la misa de “acto de reparación y desagravio” por los incidentes sucedidos en esa misma iglesia la semana pasada, cuando sufrieron el robo del sagrario de la parroquia.

Según fuentes del Obispado de Segovia, más de un centenar de personas quisieron mostrar su rechazo al robo cometido y asistieron, en la tarde del domingo, a la misa presidida por el obispo Ángel Rubio, quién expresó la condena y repulsa ante tal hecho, “pero también el dolor y la tristeza por el daño causado”, aseguran las mismas fuentes, que califican de “triste, doloroso sacrilegio y horrendo” el robo que sufrió la parroquia de Moral de Hornuez.

La celebración estubo acompañada por un grupo de once sacerdotes “como un signo de comunión eclesial en este momento de dolor para la Iglesia Diocesana”,

Asímismo, la Institución religiosa ha querido emitir en su comunicado el malestar ante tal situación. “Sólo la ignorancia, el odio y la maldad son capaces de profanar a Jesús sacramentado. Verdaderamente no saben lo que hacen. ¿Creen que pueden hacer daño a Cristo? ¿Piensan que la Iglesia o la religión va ha ser destruida? Pobres de aquellos que lo han hecho, pues el daño se lo hacen a sí mismos. No saben lo que hacen”, señalan.

Al finalizar la eucaristía, el Obispo ofreció la bendición solemne.

 

DEJA UNA RESPUESTA