La Diputación de Segovia recomendó hoy “maxima precaución” a la hora de circular por toda la red viaria provincial ante la posible existencia de placas de hielo. Los equipos del servicio de Acción Territorial estuvieron toda la noche tratando las carreteras y repartiendo sal para prevenir esta situación pero las bajísimas temperaturas registradas durante la madrugada favorecieron su formación.

En la zona nordeste se registraron temperaturas mínimas de 14 grados bajo cero en algunos pueblos, como Fresno de Cantespino. El desplome de los termómetros fue generalizado en todas las comarcas segovianas, con valores entre los 6 y los 4 grados bajo cero. La Diputación de Segovia mantendrá toda la mañana el dispositivo que está integrado por un total de trece máquinas y cerca de sesenta personas, distribuidas en varios turnos de trabajo.

Desde la institución provincial confíaron en poder dejar limpias más carreteras secundarias y dejar “expedido y libre el acceso” a algunas pequeñas localidades o núcleos más alejados de las vías principales. La red provincial de carreteras que depende de la Diputación consta de 1.230 kilómetros de carreteras, el 52 por ciento del total.