Adrián Escobar es una apasionado de la ciencia de la Meteorología. Con sólo 15 años, empezó a navegar en foros y a enviar datos y fotos sobre el tiempo de Segovia. Una afición que fue creciendo hasta crear, con 20, su propia web, Meteosegovia. Hoy tiene más de 6.000 visitas al mes y más de 8.000 personas siguen sus perfiles en redes sociales. Es un hobby, no su medio de vida. Su sueño es trabajar en la Agencia Estatal de Meteorología.

Adrián tiene ahora 27 años. Recuerda que todo empezó  cuando se aficionó a los foros de Meteorología. Vio un reportaje en un programa del tiempo de la televisión sobre la web cazatormentas.net, y descubrió que “había más gente que le gusta este mundillo”. “Me registré y empecé a enviar datos sobre Segovia”, explica. Subía lo que podía como la temperatura del Observatorio de Segovia y fotos que hacía con el móvil.

En aquellos años las redes wifi no proliferaban y para las conexiones a internet “había que tirar de los datos móviles”, afirma Adrián Escobar. Reconoce que desde 2005 hasta hoy, “todo ha cambiado mucho, hay muchas herramientas de Meteorología, más foros y las redes sociales hacen que cada vez más gente se involucre en esta ciencia”, resume.

Este segoviano también aprovechó las redes para compartir su afición con más gente. Primero creó un perfil personal en el que fue poniendo todo lo que subía a la web cazatormentas. “Cuando Facebook permitió tener páginas especificas, creé Meteosegovia, y allí colgaba todo lo relacionado con el tiempo en Segovia, en la provincia, y las fotos”.

Así fue como en 2012 empezó el proyecto de este joven aficionado a la Meteorología que ahora tiene 8.000 seguidores entre Facebook y Twitter. La web de Meteosegovia cuenta con un tráfico de entre 6.000 y 7.000 visitas al mes. “Si se produce un fenómeno meteorológico importante la cifra de visitantes puede subir hasta las 10.000 personas mensuales”, explica Adrián Escobar. También se pueden ver y compartir en Instagram fotos y videos sobre el tiempo de Segovia.

Adrián resume en pocas palabras que su objetivo es comunicar el tiempo de una forma amena, con datos e información que el público en general entienda. Es su hobby pero se lo toma muy en serio. “Es lo más importante. La gente que te lee, lo que busca es seguridad, rigor y que las previsiones que tu hagas sean lo más acertadas posibles”, asegura.

Previsión diaria

Nada más levantarse, recoge todos los datos de Segovia y de otras localidades que tienen estación. El siguiente paso, que le puede llevar dos horas, es hacer una previsión personalizada de Segovia. “Con modelos meteorológicos, con la ayuda de varias páginas webs, con temperaturas, la cobertura nubosa, probabilidad de precipitaciones, situación actual de anticiclón o borrascas y los modelos de viento. Con todo esto y el conocimiento de cómo se comporta en tiempo en Segovia, elaboro la previsión”.

Adrián Escobar asegura que hay días que puede tardar más tiempo, porque hay tres fenómenos, “nevadas, tormentas y nieblas que por su comportamiento errático” son difíciles de prever. También dedica su tiempo de ocio a elaborar noticias completas para la web sobre explicaciones de fenómenos concretos o gráficos con comparativas.

Incluso su dedicación puede ser de un día entero, en jornadas de verano u otoño, con situaciones tormentosas que pueden durar las 24 horas. “Estoy pendiente e informando continuamente de dónde se ha producido la tormenta, dónde ha caído, si ha producido granizo de gran tamaño, conseguir fotos de la gente para subirlas a la redes sociales…”, afirma Adrián. Reconoce que no tiene un tiempo establecido para Meteosegovia.

El solo elabora la web, pero tiene un gran número de colaboradores que, a través de las redes sociales, comparten con Adrián sus fotografías de amaneceres, atardeceres y días de tormenta y nevadas. Fotos que Adrián también envía a los espacios del tiempo de la televisión autonómica y nacional. Un meteorólogo aficionado que también colabora con La 8 Segovia y Radio Segovia, con secciones semanales.

Por ahora, es un hobby. “Con lo que hago aún no he recibido ingresos económicos“. “La publicidad de la web, no me da para vivir”. Adrián Escobar quiere continuar con Meteosegovia, pero sueña en voz alta para que sea un trabajo. “Hacer lo que te gusta, te hace estar mejor contigo mismo. Ojalá en un futuro próximo pueda ingresar en la Agencia Estatal de Meteorología, y pueda estar como observador meteorológico en una estación de la AEMET, controlando la evolución del tiempo y los datos”, resume.

Más calor en el último siglo

Adrián Escobar es un observador y un gran estudioso. No sólo recopila datos, elabora estudios sobre el tiempo en la ciudad de Segovia. Asegura que estos estudios “van a ser muy importantes para ver cómo será el tiempo en el futuro y cómo ha ido evolucionando el clima”. Conclusiones tan claras y precisas como que “la evolución de la temperatura media en los últimos cien años ha subido un 1,3 grados”, en la ciudad de Segovia

Datos que tienen consecuencias que “están ahí, se están viendo”. “Los fenómenos meteorológicos cada vez son más extremos”, asegura Adrián Escobar. Los segovianos no olvidarán fácilmente junio de 2017, batiendo récords, con una máxima de 37 grados. “Un mes que se salió de lo normal,  con 4,1 grados por encima de la media normal. De 17 grados a 23,1 grados de media. Además con siete noches, que no bajamos de 20 grados”. Un junio que no se repetía desde hace 14 años.

Adrián Escobar tiene una memoria prodigiosa para recordar y explicar en apenas unos minutos cuáles son los fenómenos más importantes y los que más le han impactado y captado en fotografías. El más reciente ocurrió este mes de julio, con “una línea de tormentas que subió desde la sierra que llegó al norte”, atravesando la provincia de Segovia y llegando a la de Valladolid, “dejando impresionantes granizadas, muy importantes, que destruyeron cosechas y causaron numerosos daños”.