La Diputación de Segovia destinó en 2016 un total de 47.659 euros a la puesta en marcha de 45 actividades empresariales en la provincia. Una escuela de negocios, una empresa de transportes, trabajadores de la resina, bares y comercios estuvieron entre los destinatarios de las subvenciones.

Las ayudas se otorgaron a trabajadores por cuenta propia, cuya fecha de alta en el régimen especial de trabajadores autónomos o en la mutualidad del Colegio Profesional estuviera fechada entre el 25 de julio de 2015 y el 10 de junio de 2016, y la actividad debía desarrollarse en municipios de 20.000 habitantes, lo que excluía a la capital.

El gasto subvencionable incluye las cuotas abonadas a los autónomos o, en su caso, a la mutualidad profesional correspondiente, estipulándose una serie de parámetros tales como población en el municipio de la actividad, ser mayor de 45 años o menor de 30 o tener empleados, entre otros. Así, la cantidad máxima se concedió a una escuela de negocios por un importe de 1.629 euros y la mínima, de 543 euros fue para un consultora energética y un autónomo de la construcción. La media de la ayuda se sitúa en torno a los 1.060 euros.

El sector hostelero resultó el más beneficiado con ocho proyectos incluídos, seguido del comercio con cinco. Como novedadad, en 2016 se incorporaron actividades beneficiadas como las relacionadas con la resina, que beneficiaron a cuatro proyectos, o el comercio on line, dos.