El exministro Rodolfo Martín Villa criticó hoy la creación de estructuras administrativas “totalmente innecesarias” para que sus cargos sean ocupados por personas dedicadas a la política. Para el exministro de Administración Territorial y de Gobernación del Gobierno de Adolfo Suárez, no son necesarios administraciones como 17 Tribunales de Cuentas o consejos económicos, sociales y jurídicos “que en buena medida han sido sistemas de colocación de panteones de hombres ilustres de los partidos políticos”.

Durante una ponencia organizada por el diario El Norte de Castilla con motivo del XXX aniversario de la promulgación del Estatuto de Autonomía de Castilla y León, Martín Villa cuestionó que a pesar de que se firmara la autonomía de las regiones respecto al Gobierno central, ésta se ha practicado escasamente de “aguas abajo” respecto a las diputaciones provinciales y los ayuntamientos.

En este sentido, mientras recordó que lo autonómico gozó en su primer momento de buena salud “y ahora parece que los autonómico es el infierno”, Martín Villa incidió en que durante su trabajo en la política activa pretendieron unas “diputaciones más fuertes”, elegidas por sufragio universal en su mayoría y que los procuradores en Cortes regionales fueran diputados provinciales.

Además, señaló que así el trabajo de estos cargos se dirigiría hacia los problemas provinciales en la mayor parte de su tiempo, pero también a los problemas regionales. Durante el acto celebrado en el IES Andrés Laguna de la capital segoviana, el exministro señaló que aunque es necesario ordenar “muchas cosas”, el papel de las diputaciones “es una de las piedras en que menos reivindicaciones hay que hacer”.

 

DEJA UNA RESPUESTA