Marian Palma será la encargada de recoger el testigo de Julio Michel al frente del festival más mágico de la ciudad. Después del triste fallecimiento del padre de Titirimundi el pasado mes de junio tras no poder ganar la batalla contra el cáncer, el festival de títeres quedaba “huérfano” a la espera de conocer el nombre de la persona que se encargaría de continuar con el legado de Michel.

Aunque la organización aseguró su continuidad y han sido numerosos los nombres que durante estos meses han salido en las quinielas, será Marian Palma la que ocupe el privilegiado cargo de dirigir uno de los eventos culturales más importantes del panorama nacional. El pasado mes de mayo, en cinco días, consiguió congregar a más de 48.000 espectadores.

 

La nueva directora de Titirimundi, Marián Palma, ha asegurado que se inicia una nueva andadura, tras el fallecimiento de Julio Michel, y que el mayor homenaje que se le puede rendir es continuar con su legado, con el reto de que el Festival Internacional de Títeres de Segovia, vuelva a “tener una semana de duración”. Palma, de 43 años, afirmó que coge el testigo con “fuerza”, “determinación” y “responsabilidad”.

La nueva directora de Titirimundi lleva 17 años en la organización del festival, donde fue la mano derecha de su fundador. Marián Palma explicó que trabajar con Michel, fue “muy especial” y “un privilegio” porque era un “gran visionario”. Explicó que de ser “el jefe”, pasó a “maestro, compañero y amigo”. Por eso, aseguró que hay que asumir “la realidad aunque duela”, recoge ICAL.

Coge el testigo de ser la cabeza visible del Festival Internacional de Títeres de Segovia, con “fuerza”, “determinación”, y también, “con responsabilidad” y “una gran ilusión” aunque es “todo un reto”. Marián Palma explicó que se apoyará en cada uno de los miembros del equipo, que fueron elegidos por Julio Michel, y juntos, emprenderán esta “nueva andadura”, para hacer “cada mes de mayo”, que Titirimundi, “sea una realidad”.

Patrocinio privado

Palma aseguró que es el festival es un “gran regalo” de Julio Michel. Su gran reto será conseguir que, manteniendo el espíritu, pueda crecer. “Volver a tener un festival de una semana de duración. Ese sería nuestro objetivo”, resumió. El equipo de Titirimundi trabaja ya en la edición de 2018, que el fallecido dejó “muy avanzada”. Marián Palma explicó que aún no tiene cerrado el presupuesto de la próxima edición y que están buscando “patrocinio privado”.

La nueva responsable del festival de títeres de Segovia aseguró que, en breve, firmarán con el Ayuntamiento de la ciudad, un nuevo convenio para las anualidades de 2018 y 2019, con un compromiso de 100.000 euros por edición. También cuentan con los 100.000 euros que aporta la Junta de Castilla y León, y con “pequeñas aportaciones de otras entidades”.

Además, expuso, ya han hablado con la Diputación, para volver a contar con el Teatro Juan Bravo, como escenario de las funciones de Titirimundi. Marián Palma explicó que también aportará dinero el Ministerio de Cultura, pero no saben la cantidad exacta. Una vez cerrada, la edición de 2017, “no ha generado déficit”, explicó.

La directora de Titirimundi recordó que se están moviendo para conseguir nuevas fuentes de financiación debido al “bajón tremendo” que arrastran, con un presupuesto que llegó a reducirse en un 50 por ciento. El objetivo, añadió, es poder disponer de una cantidad superior a los 250.000 euros.

Palma y el resto de su equipo, aseguró, que velarán por la continuidad del festival, que transforma cada mes de mayo la ciudad de Segovia en la capital internacional de los títeres. Una cita cultural que puede “evolucionar” y crecer, “sin cambiar su sello característico”. La directora de Titirimundi pidió que las administraciones, los empresarios y la ciudadanía, mantengan su compromiso.

“Nos alienta”, declaró, que se considere a Titirimundi, como un “patrimonio cultural de la ciudad irrenunciable”. Marián Palma pidió que, cada uno “desde su parcela”, cuiden el regalo que hizo Michel. “Esperamos mantener el apoyo como lo hemos tenido hasta ahora, e incluso más”, afirmó la directora del festival.

Homenaje al ideólogo

Marián Palma declaró que, aunque aún no puede dar detalles concretos, la edición de Titirimundi, de mayo de 2018, se convertirá en un gran homenaje, al creador del festival. “Vamos a mantener nuestra linea siempre pensado en él”, aseguró, y se “lo vamos a dedicar”. Palma Castillo insistió en que cuenta con muchos apoyos por parte de las compañías, y que hay “mucho interés” para estar presentes en la próxima edición.

Marián Palma es segoviana y tiene 43 años. Michel delegaba en ella, la organización de la programación, la localización de espacios, el contacto y la contratación de compañías, y la administración de la empresa. Licenciada en Publicidad y Relaciones Publicas, Marián Palma, explicó, que todo el equipo, está preparado para viajar y ver, los espectáculos de teatro de títeres, y que siguen contando con los “asesores” que tenía Michel.

Foto: ICAL