La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, afirmó hoy que la actitud demostrada por el Ministerio de Hacienda es “positiva” para que los ayuntamientos pueden utilizar el superávit municipal en “gasto social directo” para ayudar a los ciudadanos. Luquero enmarcó que la propuesta de traspasar a los consistorios las competencias de los servicios de dependencia es un ejemplo del “compromiso de social” del nuevo Gobierno, aunque habrá que estudiarlo y ver “la letra pequeña”.

Clara Luquero sostuvo que lo es que “una realidad” que los ayuntamiento son las administraciones más cercanas y las que “mejor conoce las necesidades de los ciudadanos”. En su opinión, poder destinar los cinco millones de euros de superávit de las arcas segovianas para mejorar la calidad vida de los ciudadanos “es razonable y mucho mejor que tenerlos parados”. Luquero volvió a señalar que los gobiernos socilialistas siempre tiene una gran sensibilidad con los temas sociales.

La alcaldesa de Segovia explicó que es positivo que los consistorios puedan acometer las necesidades sociales, no sólo hacer inversiones en infraestructuras. “En gasto social directo”, argumentó, “me parece un avance” pero también señaló que, la propuesta del Ministerio de Hacienda, tendrán que estudiarla detenidamente y “ver la letra pequeña”.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, avanzó ayer en el Congreso la posibilidad de traspasar competencias sobre los servicios de dependencia, que ahora están en manos de las comunidades autónomas, a los ayuntamientos porque las administraciones regionales tienen “dificultades financieras para prestarlas”, mientras que las entidades locales logran superávits desde 2012, con más de 25.500 millones de euros ahorrados, y para este año, está previsto sumar otros 7.000 millones.