Clara Luquero, afirmó que tiene claro el compromiso de trabajar para que la capital sea una referencia en materia de igualdad y que todas las experiencias pioneras en esta materia “se plasmen” en Segovia.

Luquero remarcó que la publicidad sexista “denigra a las mujeres”, las presenta como objetos sexuales, establece estereotipos y todo lo que está en la vía pública es “absorbido de forma visual por los ciudadanos”, especialmente si se trata de niños y adolescentes, contribuyendo a generar “mentalidad” y a “reproducir desigualdad de género, así de claro” por lo que las instituciones tienen que implicarse.

Clara Luquero argumentó que “trabajar intensamente” para que “con los años” Segovia acabe siendo “una ciudad de referencia en Igualdad”, donde todas las experiencias pioneras que se generen en distintos ámbitos en materia de Igualdad “se plasmen en la ciudad”.

Luquero recordó que el compromiso sobre publicidad sexista incluirá una campaña de sensibilización con los diferentes sectores de la ciudad, con una vertiente educativa que ya está presente en los programas municipales contra la violencia de género y la lucha por la igualdad, y es “una parte más” en la estrategia contra “la desigualdad de las mujeres”.

Por otra parte, remarcó la alcaldesa de Segovia, este compromiso se tiene que “normar” redactando una nueva ordenanza de Publicidad, que “está obsoleta”, que incluirá una parte para regular la publicidad sexista, con la participación de los colectivos y asociaciones del Consejo Municipal de la Mujer, entre las que se encuentra la Cátedra de Género de la Universidad de Valladolid. Luquero no descartó la contratación de algún especialista porque en cualquier ordenanza tiene que estar “todo preciso y bien regulado para que quede claro”.

Clara Luquero explicó que la ordenanza establecerá los aspectos a limitar en todos lo espacios públicos y también se “estudiará detenidamente” cómo regular los escaparates que “miran hacia fuera, hacia la ciudadanía”. Además reiteró que como el resto de ordenanzas son los agentes de la Policía Local los que velarán por su cumplimiento.

La alcaldesa de Segovia explicó que todos los pasos hasta la aprobación definitiva de la nueva ordenanza de Publicidad tardarán  “al menos un año” por lo que se está estudiando jurídicamente si se puede avanzar en alguna restricción “por otro mecanismo” que no quiera esperar a que esté aprobada la reglamentación municipal.