Luciana Miguel Repite en las listas de Unión Progreso y Democracia como candidata al Ayuntamiento de Segovia. Durante estos cuatro años no ha desaparecido de la escena política y ha estado activa en torno al caso “Caja Segovia” y todo lo relacionado con la Hipoteca del Torreón de Lozoya.

Segoviaudaz: Repite en unas elecciones después de quedarse cerca de la representación en el Pleno la última vez ¿Han cambiado muchos las cosas en cuatro años en Segovia?

Luciana Miguel: Si  y no. Siguen encima de la mesa asuntos no resueltos y promesas de soluciones que legislatura tras legislatura se mantienen estancados, como el parking del salón o el PEAHIS. Pero en esta ocasión, por primera vez, los ciudadanos tienen una información veraz y completa, sobre los verdaderas prioridades de los políticos segovianos de siempre cuando entran en conflicto los intereses generales con los de su partido.  Priorizar  intereses de partido, ha hecho posible situaciones como las prejubilaciones de Caja Segovia, la hipoteca del Torreón o el despilfarro de Segovia 21 y el CAT.

 SA: Once candidatos. Podría haber en el Pleno 4 o incluso 5 partidos representados.  ¿Es gobernable una ciudad así?

 L.M: La diversidad ideológica es siempre positiva y no necesariamente implica confrontación. Con tres partidos en el consistorio hemos sido testigos de algunos espectáculos inadmisibles en el pleno, incluso trasladando problemas personales al ámbito político haciendo uso del insulto.  Es tiempo de consenso desde la leal oposición. Marcándose como objetivo el interés general, sin entrar en viejas rencillas de partido, el ayuntamiento no solo será gobernable sino que estará en mayor disposición de centrarse en resolver los problemas de Segovia.

SA: Su partido ha sido el más activo de los que quedaron fuera de la representación en el Pleno la pasada legislatura ¿Este trabajo les puede beneficiar?

L.M: El trabajo que UPyD ha hecho en estos años es la mejor manera de que Segovia conozca nuestra forma de entender la política y de practicarla. De que conozcan quiénes son las personas que quieren ponerse a su servicio los próximos cuatro años, aportando su experiencia y cualificación, no sólo haciendo público un listado de nombres, sino ofreciendo un trabajo riguroso, constante y valiente  ya empezado. UPyD ofrece una visión de futuro para Segovia que no es sólo un estado de ánimo y promesas, sino un proyecto muy pensado que pusimos en marcha hace cuatro años sin estar en el Ayuntamiento. Hemos demostrado que no nos preocupan los cargos sino los ciudadanos. Por tanto, el objetivo no es un beneficio para nosotros como partido, sino para el conjunto de los segovianos.  Desde este punto de vista empezamos a cumplir nuestros objetivos en 2011 con enorme éxito. La Segovia de los atilanos empezó a resquebrajarse hace cuatro años y somos la única garantía de que esa época no vuelva.

SA: Su formación ha sido y es muy crítica con la situación  de Caja Segovia ¿Qué nos queda por saber?

L.M: Siendo coherentes con la necesidad de una política transparente hemos ido dando cuenta periódicamente del estado de los procedimientos. Ambos están aún abiertos (muy avanzado el del Torreón de Lozoya, algo estancado el de las prejubilaciones).  Si los segovianos nos dan su confianza seguiremos volcados en la depuración de responsabilidades legales y políticas, e informando puntualmente. Si no, tendremos que retirarnos y no podremos concretar lo que nos queda por saber.

 SA: Han rehusado reunirse con representantes de colectivos de empresarios y han preferido contactar con ellos individualmente ¿por qué?

L.M: Escribí una carta abierta accesible a todos desde el facebook de UPyD Segovia donde explico los motivos. Le invito a leerla, pero básicamente la conclusión es que sólo los empresarios y autónomos nos pueden transmitir de forma directa la información más fiable sobre sus dificultades y las mejores soluciones para afrontarlas desde el ayuntamiento.

SA: El caldo de cultivo en su partido en el ámbito nacional no parece ser el mejor ¿Lograrán abstraerse los electores segovianos?

L.M: No estoy de acuerdo con esa afirmación. Tenemos pendiente abordar cuestiones de funcionamiento interno y lo haremos. Pero un partido que ha rechazado estar en los consejos de las cajas, en los órganos de control de los medios públicos de comunicación, que ha renunciado a privilegios, donado casi 300 000 euros a comedores sociales y que en 7 años en las instituciones puede decir que no tiene ni un solo caso de corrupción, es el único que tiene la legitimidad, a nivel nacional y local, para ofrecer un proyecto regenerador en las instituciones. Lo demás son promesas y modas. Y Segovia sabrá reconocerlo.

S.A:  “Reducir gastos” y “transparencia” aparecen en casi todos los programas electorales. ¿Ustedes cómo pretenden conseguirlo?

No es que haya que reducir gastos sin criterio. Lo que consideramos es que hay que redistribuirlo: disminuir el gasto corriente, eliminar el gasto superfluo,  frenar el derroche, suprimir las duplicidades, limitar los puestos de libre designación, revisar las empresas municipales y mantener sólo aquellas que sean económicamente viables, con la incorporación de la actividad del resto a las concejalías correspondientes, etc. Ello permitirá liberar recursos para poder bajar impuestos como el IBI, revisar las tasas (algunas se han triplicado estos años) e invertir en proyectos centrados en Segovia (de mantenimiento urbano, proyectos educativos, de apoyo social, etc).

Las medidas de transparencia deben estar presentes de forma transversal en todas las áreas de actividad del ayuntamiento. Es decir, no se refieren solo a los presupuestos y sus movimientos contables para que cada segoviano pueda conocer dónde se destina cada euro de los que aporta a las arcas públicas. También deben afectar a los cargos políticos (declaración de bienes, declaración de relación de parentesco o afinidad con los responsables de empresas que contraten con el ayuntamiento, actividad del alcalde que incluya sus reuniones con distintos colectivos, etc). La transparencia es la mejor herramienta para prevenir y combatir la corrupción y el clientelismo, y debe impregnar toda la actividad municipal.

SA: Esta última semana es la decisiva y más teniendo en cuenta el gran número de indecisos que reflejan las encuestas ¿Qué les diría a esos indecisos?

L.M: Que por primera vez en la historia de Segovia un grupo de gente sin historia previa en política quiere combatir de forma contundente lo que verdaderamente está en el origen del estancamiento de una ciudad de enorme potencial: la existencia de una élite vinculada al poder económico y político que pone y quita el freno a su antojo priorizando sus intereses.

Que sólo UPyD ha demostrado la valentía y la voluntad de luchar frente a esa élite que divide a la gente en dos categorías: los que tienen contactos y los que no. Y por tanto atenta contra la igualdad de oportunidades.

Que en tanto no abordemos esta cuestión, lo que se destine a los segovianos son sólo una pequeña parte de los recursos. El resto se pierde en el camino de los intereses particulares.

Que sólo UPyD ofrece la garantía de que situaciones como lo de Caja Segovia no vuelvan a producirse nunca.

Que nos den la oportunidad de demostrar desde las instituciones lo que ya hemos demostrado desde fuera.

Que para seguir necesitamos su confianza para estos cuatro años. Y que si no lo cumplimos no vuelvan a votarnos nunca.

SA: El paro, la despoblación, la huída de talentos… grandes problemas de Segovia ¿posibles soluciones?

L.M: Los problemas que se enumeran son ramas del mismo tronco. En el programa de UPyD hay una serie de soluciones que proponemos y que pueden asumirse desde el ayuntamiento, partiendo de la base de que las políticas de empleo no son competencia municipal: el abordaje integral de los polígonos para el fomento de la industrialización, la agilización de trámites y licencias con el uso de las nuevas tecnologías, garantizar la formación de calidad para facilitar el acceso al empleo, la convocatoria de 12 plazas nuevas de policía local, etc

Pero la raíz del problema tiene mucho que ver con lo que hemos hablado en la pregunta anterior. Y si no se afronta, Segovia no despega.

Foto: Luciana Miguel en una imagen extraída de la página web de UpyD