El Certamen “Buenas prácticas locales por el Clima” convocado por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), a través de la Red Española de Ciudades por el Clima ha reconocido el esfuerzo de Segovia en la lucha contra el cambio climático.

El proyecto presentado por el Ayuntamiento: la “Actuación de eficiencia energética en rehabilitación urbana: el Programa ARI “San José-El Palo Mirasierra”, ha sido distinguido en el capítulo “Ordenación del Territorial, Urbanismo y Edificación”.

El jurado ha destacado no sólo las intervenciones realizadas para mejorar las condiciones de vida de los vecinos de este barrio, mejorando el estado de sus viviendas (accesibilidad, tratamiento de espacios públicos, eficiencia energética…), sino la evaluación de los resultados obtenidos a través de la medición de los parámetros energéticos iniciales y finales, realizado en 2012 dentro del proyecto de colaboración con la Fundación “La Casa que ahorra”.

En ese estudio se plasmaba que las mayores pérdidas energéticas se producen, por la ausencia del aislamiento térmico de las fachadas, a través de los cantos de forjados, encuentros de pilares y cerramientos, y a través de las ventanas, lo que provoca la necesidad de aumentar la calefacción. La adopción de medidas que mejoren los aislamientos en cubiertas y huecos del edificio repercute inmediatamente en un ahorro que puede alcanzar el 50% en calefacción y un 44% en refrigeración. Además y como valor añadido al ahorro energético, se mejora el confort de los usuarios, se revalorizan los inmuebles y se renueva la estética urbana, todos ellos valores sociales positivos.

La concejala de Medio Ambiente, Paloma Maroto, ha recogido el diploma y el trofeo acreditativo de manos de la Directora General de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural, Guillermina Yanguas, y de la Presidenta de la Red Española de Ciudades por el Clima, Mª Ángeles Muñoz, en la sede de la FEMP en Madrid.