La Plataforma de usuarios de la Sepulvedana ha manifestado mediante un comunicado su malestar por la supresión en septiembre de 15 viajes semanales de la Línea Madrid -Segovia con respecto al año pasado “aún teniendo caducada la concesión desde hace más de 2 años, ha tenido varias incidencias como el impedimento a subir en un autobús a una persona en silla de ruedas en Valsaín, así como la completa falta de coordinación en taquilla con los cambios de horarios. Además han cambiado el formato de su hoja de horarios, en nuestra opinión y la de muchos usuarios, totalmente confusa para los viajeros”

La Plataforma asegura que “La Sepulvedana ha modificado sus horarios en verano escudándose en la bajada de demanda debida al periodo vacacional. Durante julio y agosto ha habido una reducción de 13 horarios en sentido Segovia y 12 horarios en sentido Madrid de lunes a viernes, lo que supone a la empresa un ahorro de 125 movimientos de autobuses a la semana” Ahora, continúa la Plataforma en su comunicado “desde el 1 de septiembre de 2015, la empresa ha vuelto a castigar a los usuarios, sobre todo a los de San Rafael y El Espinar. Con respecto a los horarios del curso pasado, han suprimido 3 lanzaderas y han cambiado de horario otra, lo que se traduce en la supresión de 15 buses a la semana”

 

Los usuarios de la concesionaria del transporte de viajeros a Madrid aseguran que “todas estas modificaciones de horarios las están realizando con la concesión caducada, ya que expiró el 10 de marzo de 2013 y ha tenido una prórroga de 2 años debido a retrasos administrativos en el Ministerio. Lo que resulta extraño es que les permitan reducir expediciones incluso cuando no deberían estar explotando la concesión”

De esta manera la Plataforma de usuarios ha aprovechado la oportunidad para pedirle al Ministerio que “debería sacar cuanto antes a concurso la concesión VAC-115 con un nuevo pliego, conforme a las actuales necesidades de movilidad, y que corrija graves errores del actual, en el que se computa la distancia entre Madrid y Segovia como 102 km, y no 91 km, que es la distancia real entre las estaciones de autobús de Segovia y Moncloa. Todo esto hace que el precio del billete haya sido injusta e incomprensiblemente un 12% más caro durante más de 20 años”

Incidencias en verano

El extenso comunicado de la Plataforma refleja también una serie de incidencias acontecidas durante el período estival en los autobuses: “Una de las más graves ha sido el impedimento a subir a un autobús metropolitano a una usuaria en silla de ruedas porque la rampa estaba estropeada. Creemos que esto es muy grave ya que la usuaria había avisado de que iba a subirse a ese autobús. Además se siguen repitiendo problemas, como son las máquinas de billetes estropeadas, reventones de ruedas, climatización incorrecta, autobuses que no salen a su hora, trato no adecuado del personal de las taquillas, etc”

 

Tampoco están conformes en la plataforma con el nuevo diseño de la información de los horarios de los autobuses que “confunde sobre todo a turistas extranjeros y personas mayores  ya que aparece en la misma tabla las horas de salida de Segovia y la de los pueblos, y haciendo pensar por el esquema de la línea que hay algún servicio que vaya de Segovia a Madrid pasando por El Espinar, cuando no es así. Además no establece las horas de paso de los pueblos, lo que hace que los viajeros tengan que estar haciendo cuentas, sumando minutos desde la salida de Segovia”

Pese a las críticas, no todo es negativo para los usuarios de la Plataforma que consideran un acierto “la ampliación de la validez de los billetes de ida y vuelta de 7 a 15 días”