Agentes del Equipo de Rescate e Intervención en Montaña (Sereim) con base en Navacerrada rescataron ayer por la tarde a un joven de 27 años que se cayó de un trineo en la pista de esquí de El Bosque, en la estación de Navacerrada. Es el segundo accidente de estas características registrado en la zona en los últimos días, después de que la semana pasada fuera auxiliado un niño en el puerto.

En el accidente de ayer, el hombre, tras la caída, se deslizó unos 15 metros entre matorrales, ramas y piedras hasta colisionar con una piedra y el vallado que separa la estación del monte. La pista estaba congelada, por lo que los agentes tuvieron que desplazarse con crampones en las botas, y al llegar comprobaron que el accidentado sufría politraumatismos en las costillas y una fuerte contusión en la rodilla izquierda. El joven, que se encuentra fuera de peligro, fue evacuado hasta una ambulancia con ayuda de Cruz Roja y Bomberos de la Comunidad de Madrid.

En cuanto a la intervención de la semana pasada, el suceso tuvo lugar en la vertiente segoviana del puerto de Navacerrada, en concreto en una zona próxima a la residencia militar Los Cogorros. El niño montaba en trineo con sus padres cuando sufrió el accidente, en el que recibió un fuerte golpe en la espalda.

Rápidamente se desplazaron al lugar miembros del Sereim, quienes cubrieron al menor con mantas térmicas hasta la llegada de los servicios médicos del 112. Una vez allí, estos procedieron al examen e inmovilización del niño con un “Fernoked” torácico aportado por los agentes para trasladarle en helicóptero medicalizado hasta el Hospital La Paz de Madrid, donde ya recibió el alta.

Foto: miembros del SEREIM de la Guardia Civil de Navacerrada, Bomberos de la Comunidad de Madrid y Cruz Roja auxilian a un accidentado en trineo en la pista de esquí de El Bosque/Subdelegación del gobierno