La Agrupación de Comerciantes Segovianos (ACS) ha criticado hoy mediante un comunicado “la rigidez, el inmovilismo y la falta de diálogo del equipo de gobierno municipal del PSOE en la regulación de la actividad de carga y descarga en el casco histórico” en este sentido, la asociación también aha remarcado que “Es la actitud que viene manteniendo desde hace semanas y que se puso de manifiesto, de nuevo, en la reunión convocada ayer durante la cual simplemente se comunicó una decisión ya tomada, sin ninguna opción de consulta o modificación, ninguneando de esta forma los intereses del sector comercio de la ciudad”

A juicio de la Agrupación, el encuentro fue un simulacro con el que se pretendía dar la imagen de consulta y diálogo para engañar a la opinión pública, cuando lo cierto es que incluso se envió un comunicado de prensa con las conclusiones antes de la celebración de la reunión.

ACS asegura que “Fijar el horario de carga y descarga desde las 7,30 hasta las 10 horas es una decisión que afecta directamente al sector y que le impone unos horarios que son incompatibles con la propia actividad, que añade coste económico, que no soluciona nada y que difícilmente pueden tener un mínimo encaje con la conciliación de la vida profesional y familiar” “Se trata de una imposición unilateral que choca frontalmente con los intereses de un sector como el de comercio con un importante peso en el PIB y en el empleo de la ciudad y con el que no se cuenta a pesar de las apariencias”, aseguran

No hay un estudio que avale la propuesta

Asegura ACS En el comunicado que “Tampoco está basada (la propuesta del ayuntamiento) en un estudio serio sobre las necesidades de esta zona y los flujos peatonales, sino en un informe realizado en un par de días que carece por ejemplo de una desagregación por sectores de actividad a los que los vehículos industriales dan servicio. La conclusión es que no se realiza ningún esfuerzo por compatibilizar los usos económico, residencial y turístico, como ha propuesto ACS en reiteradas ocasiones, sino que se priman unos sobre otros sin valorar las consecuencias”

ACS realizó recientemente una encuesta entre la totalidad de los establecimientos comerciales ubicados en la Calle Real (asociados y no asociados) respecto al horario de carga y descarga en esta vía en la que, según la asociación, el 97% de los encuestados que respondieron la encuesta asegura no compartir esa postura del gobierno municipal del PSOE, lo que explicita un rechazo casi total a la misma.

La agrupación considera, además, que hay  “alternativas menos gravosas para el sector de comercio y compatibles con el flujo turístico” y que “el 91% de los empresarios cree que se deben explorar otras opciones” Asimismo, asegura ACS, “el 68% de los encuestados considera que la propuesta de adelantar el horario de carga y descarga afectará negativamente a sus negocios, y el 65% afirma que implicaría incluso mayores costes salariales”