La Asociación de Jubilados, Prejubilados y Pensionistas de Caja Segovia asegura que “ante la perplejidad e incomodidad que nos producen los hechos determinantes de las noticias”quieren expresar “su dolor por la pérdidad de una entidad de refencia para todos los segovianos”. A juicio del colectivo las “vergonzosas” situaciones que “se presumen provocadas por algunos ex–directivos de Caja Segovia, provenientes de sus propias actuaciones  en las que necesariamente tendría que intervenir el propio Consejo de Administración para aprobarlas”. En este sentido, los antiguos trabajadores inciden en que “de ser así, ambos tendrán que responder ante quien corresponda, y los primeros, además, deberían ser despojados de las dádivas inmerecidas, al tratarse de prebendas que ellos mismos pudieron controlar para sí, directa o indirectamente, a costa de la confianza que tanto trabajadores, impositores o administradores habían depositado en ellos y en su gestión, que ha devenido ser totalmente cuestionable”.

En un contudente escrito, remitido a todos los miembros del colectivo y a los medios de comunicación, muestran “un reconocimiento especial a los empleados en activo” ya que, aseguran, “están sufriendo una etapa de transición difícil, que en muchos casos supone tener que modificar su modo de vida, tanto personal como familiar, y vivir con noticias que producen continuo desasosiego”.

Por todo ello, los Jubilados, Prejubilados y Pensionistas de Caja Segovia instan al nuevo Consejo de Administración para que, “ante todos los hechos y  datos que sucesivamente se han ido conociendo, realice las investigaciones internas que resulten oportunas con el fin de aclarar las actuaciones que se presumen irregulares y en su caso inicie las acciones que considere procedentes, incluidas las judiciales, para que los perjuicios causados se minimicen en lo posible y la función social de la Caja siga llegando a todos los ciudadanos de Segovia, según los recursos económicos disponibles y los que puedan recuperarse o dotarse en el futuro”.

Según manifiestan, “trabajar en Caja Segovia ha significado para nosotros la ilusión y el orgullo de saber que estábamos contribuyendo a mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos de su territorio, pues su actividad no se limitaba estrictamente al sector financiero o crediticio, a través del cual participaba en la creación de empleo, instalación de nuevas empresas, etc., sino que, atendiendo a su especial razón de ser, se ocupaba de las necesidades básicas de bienestar y supervivencia (educación, cultura, convivencia, ocio), devolviendo a la sociedad, a través de su Obra Social y Cultural, los excedentes obtenidos con los recursos depositados para su gestión”.

DEJA UNA RESPUESTA