Los alumnos de Bachillerato pueden estar ”tranquilos”. El Consejero de Educación, Fernando Rey, aseguró que el temario de la Prueba de Acceso a la Universidad en Castilla y León, es ”comparable a otras comunidades”. También, confirmó que el examen ”es absolutamente razonable” y los profesores que participan en su contenido ”han tomado las decisiones adecuadas”.

“Los alumnos y las familias deben tener calma y tranquilidad”, expuso, e invitó a los aspirantes a acceder a la universidad a preparar bien la EBAU “y a confiar” en el sistema educativo de la Comunidad. “Los estudiantes de segundo de Bachillerato ya conocen desde el primer día en sus asignaturas que el temario es el que básicamente entra en la prueba, que tiene un equilibrio entre la exigencia y lo que debe ser razonable”.

Rey, ante la reclamación de algunos profesores de Historia de reducir el contenido y suprimir algunas temas de la prueba de acceso universitario, indicó que “ya se ha hecho por parte de los propios grupos de docentes que se encargan de su preparación, orientando y reduciendo las materias de una forma que me parece muy sensata”.

Por ello, apeló, “para evitar todos estos problemas”, a la defensa que siempre ha hecho de la existencia de única prueba estatal para acceder a la universidad, en la que, dijo, “el PP y Ciudadanos parecen estar a favor pero tienen que pronunciarse más claramente, mientras el PSOE aún no ha dicho nada que no sea su espantada en el pacto educativo”.

Pacto educativo

Al respecto, coincidiendo en la invitación el lunes de un foro sobre el pacto educativo que la Consejería organiza en Valladolid con expertos y la presencia de los consejeros socialistas del ramo de Castilla-La Mancha y Extremadura, Fernando Rey dijo que se abordarán solo distintas preocupaciones del sistema.

“Se trata de personas interesante y nos las voy a poner en un brete siendo su anfitrión. Es cierto que la mayoría de consejeros del PSOE, que hay varios, son proclibes al Pacto, Educativo, pero no ocurre los mismo en las instancias centrales del partido y existe una divergencia. A mis amigos no les voy a meter el dedo en el ojo pero sí reflexionaremos sobre qué cosas hay que reforman con urgencia en el ámbito de la educación”, concluyó.