Los usuarios habituales de los trenes lanzaderas, llamados comercialmente Avant, tendrán una nueva manera de evitar colas o depender de una conexión a internet. Estos viajeros compran el denominado Abono T-Plus que les permite viajar durante un mes, entre 20 y 50 veces en un trayecto concreto, por ejemplo Segovia-Madrid-Segovia. Los precios mensuales oscilan entre los 144,60€ y los 226,10€ correspondientemente. Y una vez tienen en su poder el abono, tienen que ir validando trayecto por trayecto, día por día, o bien en las ventanillas de las estaciones, o bien por internet. La primer opción hace que se formen colas en Guiomar considerables cuando un pasajero quiere validar todos los viajes de su abono mensual. Y la seguda opción, lógicamente exige tener conexión a internet e impresora, e imprimir cada uno de los billetes en un folio completo, con el consiguiente gasto de papel y de tinta para el usuario.

Para ofrecer más opciones, Renfe trabaja en dos nuevos sistemas de validación de plazas. El primero de ellos, através del móvil. Ya se puede ver en renfe.mobi, cómo una de las utilidades que ofrece la web es la de validar los viajes de los abonos T-Plus. Aunque cuando se accede a ella, aparece un mensaje descriptivo del servicio, y no la funcionalidad esperada.

Por otro lado, Renfe tiene instaladas en bastantes estaciones -Guiomar y Chamartín incluídas- unas máquinas de auo ckeck-in, que actualmente sirven para poco más que para imprimir billetes, ni siquiera para comparlos. Pero desde hace unos días, ya se puede ver una nueva opción en sus pantallas denominada: “Abono Tarjeta Plus”. Dicha opción no está activada por el momento, y cuando se pulsa sobre ella muestra la siguiente leyenda “Funcionalidad no disponible por el momento”.

Segoviaudaz.es se ha puesto en contacto con Renfe, y desde la compañía ferroviaria no han sabido especificar ni cuándo, ni cómo funcionará el nuevo sistema, aunque sí confirman que están trabajando en ello.

DEJA UNA RESPUESTA