Publicidad

Lope Tablada clausura exposición itinerante en Cuéllar

Publicidad

La obra del pintor Lope Tablada Martín llega a Cuéllar el próximo 11 de octubre de la mano de la Obra Social y Cultural de Caja Segovia. El Centro Cultural “Cronista Herrera” albergará hasta el 11 de noviembre la exposición cerrando la itinerancia que comenzaba el pasado mes de abril en las Salas de las Caballerizas del Torreón de Lozoya y que ha tenido continuidad entre los meses de agosto y septiembre en el Centro Social de Caja Segovia “Santa María la Real de Nieva”.

Hijo y nieto de artistas, Lope Tablada Martín (Segovia, 1948), “Tercera generación de una saga de pintores”, como reza el subtítulo de la muestra, se formó desde niño con su padre, Lope Tablada de Diego, exponiendo por vez primera en 1957 en la sede del Centro Segoviano de Madrid, donde presentó sus obras en unión de las de su padre y maestro. Sus inicios en el dibujo y en color dieron pronto sus frutos, consiguiendo en 1961, a los trece años, uno de los premios de acuarela concedidos con motivo del certamen convocado para celebrar el I Día de la Provincia de Segovia.

Publicidad

Desde aquellos primeros pasos hasta ahora, Lope Tablada ha recorrido un largo camino que le ha llevado a mostrar su obra en buena parte de la geografía nacional, siendo desde hace muchos años una de las figuras más populares del panorama plástico segoviano. Cultiva en su pintura géneros como el paisaje, el retrato y el bodegón, componiendo también escenas costumbristas en las que recrea el pasado de nuestra ciudad y de nuestros pueblos a través de las labores del campesinado, el mundo taurino, la familia o el universo infantil, rescatando temas que se prodigaron a finales del siglo XIX como son los monaguillos.

En esta itinerancia, Lope Tablada ha querido mostrar un proyecto distinto para cada una de las sedes que ha acogido su pintura, ofreciendo al público su personal visión del paisaje segoviano, que en este caso ha circunscrito a la capital, a Santa María la Real de Nieva y a Cuéllar, cuyos parajes y monumentos se ven transformados por su característica viveza de color, por su soltura técnica, así como por su luz vibrante y dinámica.

Publicidad

No hay comentarios

DEJA UNA RESPUESTA