La lucha de sus padres ha permitido que ahora, tras haber superado muchas barreras, Leo viva una vida normal, con sus sesiones de fisioterapia y haciendo uso de una protésis que, de momento, no le permite doblar la rodilla hasta que consiga una mayor flexibilidad y, también, algo más de fuerza.

Tras varios meses en EEUU, Leo ya lleva unas semanas en España, en casas tras una estancia muy larga y dura en USA. Así lo recuerdan sus padres: “Han sido meses difíciles. Tras su operación, el 3 de Agosto  tuvo que volver a ser intervenido el 12 de agosto para descomprimir el nervio ciático, debido a que no sentía ni movía los dedos del pie.

Durante la operación contrajo una infección por una bacteria resistente a la mayoría de antibióticos llamada stenotrophomonas maltophilia. Esta infección se convirtió en septicemia y, recuerdan sus padres, “puso su vida en juego, pero afortunadamente los antibióticos fueron administrados a tiempo y después de un par se semanas Leo fue dado de alta”. Aunque el tratamiento duraba seis semanas, las complicaciones continuaron, y, cuando parecía que todo acababa, empezó con fiebres altas y sarpullido. Entonces, volvió a ser ingresado por Anemia, Hepatitis (inflamación del hígado), Trombocitopenia (bajo recuento de plaquetas), Esplenomegalia (inflamación del bazo) y Colecistitis (inflamación de la vesícula). Afortunadamente, tras una semana ingresado, Leo volvió a mejorar.

“Los gastos médicos han sido mucho mayores por todos estos imprevistos pero hemos tenido suficiente dinero para todo y aún queda un remanente para fisioterapia y protésis”, aseguró su padre, Benjamín Granados, “habiendo dejado todo esto atrás que fue durísimo para todos, Leo empezó a mover los dedos pasado 5 semanas de las operación y a mover el tobillo pasadas 7-8 semanas.

Con tan sólo 2 años y medio Leo ha batido una batalla muy dura, y ha conseguido ganarla. Con una fuerza y una determinación increíbles. “El Leoncito volvió de EEUU convertido en León y su familia no podemos estar mas orgullosos”, sentenciaron sus padres.

Enhorabuena, luchador!