“La crisis acabará cuando Dios quiera y de momento no quiere”. Cualquiera de nosotros sabe de economía doméstica, y más si es padre o madre de 12 hijos. Si no, que se lo digan a Leopoldo Abadía, que este 27 de enero ha visitado Segovia de la mano de Caja Segovia Operador Banca-Seguros para explicar sus ‘Recetas para salir de la crisis’. Los 240 segovianos que han podido disfrutar de sus reflexiones abandonaron la Sala Caja Segovia pensando en el plato que, con esas recetas, debían empezar a cocinar. Un plato con tres ingredientes claves: No gastar por encima de lo que se tiene, consumir con cabeza y en mirar la vida con optimismo.

Por primera vez, acompañado de su hijo Leopoldo Abadía Jr., quien reconoce orgulloso que ‘le pesa una gran sombra de su padre’ han desvelado algunas de sus reflexiones. “No queremos hacer las cosas complicadas sencillas, algunas cosas son sencillas y tenemos que verlas sencillas”, ha indicado tras explicar que no se puede dedicar un sueldo íntegro a la hipoteca, ni consumir de una manera desorbitada, como se ha intentado promocer desde la Administración central. Ya lo avanzaba en la entrevista que ayer concedió a Segoviaudaz.es donde, además, habló de que España fue intervenida en el momento en que nos obligaron a tomar medidas sí o sí.

Para el gurú económico, todavía queda mucho que padecer en una crisis que, según ha dicho, es peor que la Crisis del 29. ¿y por qué? “Es fácil de explicar -ha detallado- yo pienso en ambas crisis y no puedo evitar hacerme unas preguntas: ¿en el 29 cuántos vecinos de mi pueblo tenían dinero en la bolsa de Nueva York?. Ninguno. ¿Y cuántos tenían hipoteca?. Pues ninguno tampoco”. Entonces sí, esta crisis es peor.

Con ironía y mucha audacia, el experto ha respondido a las preguntas de un público entregado. La conferencia sobrepasó todas las expectativas, recibiendo más de 400 solicitudes de asistencia.

DEJA UNA RESPUESTA