El Procurador del Común ha admitido a trámite la queja de la Federación de Asociaciones de los Barrios Incorporados de Segovia por la “abusiva” subida de las tasas municipales de agua y basuras. Los reclamantes han solicitado que “de conformidad con la Ley Reguladora del Procurador del Común de Castilla y León actúe ante la Administración competente para que queden sin efecto en su totalidad, por ser de estricta justicia, las modificaciones de la ordenanzas de la tasa del servicio de agua y del servicio de recogida y tratamiento de basura, aprobadas en pleno por el Ayuntamiento de Segovia el pasado 21 de diciembre.

A través de un comunicado, los vecinos de los barrios incorporados insisten que “tales aumentos de la presión fiscal supondrán un grave perjuicio para todos los ciudadanos del municipio de Segovia pero especialmente para los vecinos y empresas ubicados en los barrios incorporados de Zamarramala, Hontoria, Madrona, Fuentemilanos, Torredondo y Perogordo y la entidad menor de Revenga, a quienes se ha suprimido, de golpe y sin ninguna justificación, la deducción del 50 por ciento sobre las tasas del servicio del agua y de la basura, que venían disfrutando desde 1989 y 1985, respectivamente”.

Aseguran que una familia con un consumo de agua cuatrimestral de 50 metros cúbicos que pagaba anualmente 76,425 euros en 2014 y 87,48 en 2015 pasará ahora a abonar 264,36 euros, “lo que hará prohibitiva su utilización necesaria por parte de muchas familias segovianas con fines higiénicos y de alimentación”. MIentras, en el caso de las basuras se duplicará el coste,

“Teniendo en cuenta la subida general del servicio del agua y estas supresiones, para los vecinos y empresas de los barrios incorporados se triplicará el importe del recibo del agua y se duplicará el recibo de basuras”, añade la citada federación, que subraya que los propios informes técnicos del expediente municipal reconocen que los barrios incorporados reciben menos servicios y con menos frecuencia en el ámbito objeto de la polémica.

Asimismo recuerdan que la Ley de Haciendas Locales prohíbe que la recaudación procedente de las tasas municipales exceda el coste del coste y no obliga a cubrir dicho coste.

Foto: Hontoria