El presidente de la Confederación de Pequeñas y Medianas Empresas (Cepyme), Jesús Bárcenas, insistió hoy en las dificultades que atraviesan las industrias más modestas para acceder a la financiación bancaria a pesar de las ayudas que dio el gobierno.

En una jornada formativa sobre prevención de accidentes laborales, Bárcenas calificó de “compleja” la situación en que se encuentran las pequeñas y medianas empresas de Castilla y León. En su opinión, “el mayor problema actual es de financiación a pesar de las líneas ICO que aprobó el Gobierno”, pero matizó que apenas se ha colocado “un 40 por ciento del dinero previsto, cuando en condiciones normales tenían que ampliarse”.

En esta línea, el representante empresarial consideró necesaria una Ley de Morosidad en la que Cepyme está trabajando para que la Comisión Europea apruebe una normativa común en este sentido, informa ICAL.

A nivel general de la economía, Bárcenas sostuvo que la crisis “es muy profunda y los brotes nosotros no los vemos”.

En una rueda de prensa en la que estuvo acompañado por el presidente de la Federación Empresarial Segoviana (FES), Pedro Palomo, también se refirió a la necesidad de avanzar en la mejora de las condiciones de los riesgos laborales. Así, Bárcenas subrayó que desde Cepyme “pretendemos que los empresarios empiecen a comunicar su labor en materia de prevención, como un ingrediente más de la empresa”. Y agregó que es preciso preparar a los empresarios para las situaciones en las que se produce un siniestro laboral y lamentó que se considere, a priori, culpables a los empresarios.

DEJA UNA RESPUESTA