El Archivo Histórico Provincial de Segovia dedica este mes de agosto su espacio expositivo a la Guerra Civil, con las fotografías de Albert-Louis Deschamps. Este fotógrafo estudió Bellas Artes y desde muy temprano decidió dedicarse a la fotografía. Viajó por Alemania, Suiza y Austria para profundizar sus estudios en diferentes talleres y laboratorios fotográficos.

Entre 1938 y 1939 es enviado por la revista L’Illustration para cubrir la información gráfica desde el bando nacional siguiendo a las tropas de Franco en los restos de la ofensiva del Ebro, en Madrid inmediatamente después de la rendición y durante el desfile de las tropas de Franco en Barcelona. Poblaciones destruidas, comedores infantiles, repartos de víveres por el Auxilio Social, prisioneros republicanos, ejército nacional, desfiles militares, actos religiosos y castrenses, escenas cotidianas del campo, de las ciudades, de los pequeños pueblos y las recónditas aldeas por las que pasa este ejército victorioso, y también va dejando constancia de los restos y pertrechos abandonados por personal civil y combatientes republicanos abocados al exilio… de un modo u otro las “dos Españas” están presentes en su legado documental.

Es evidente la limitación a la que fue sometido Deschamps al ser enviado a la retaguardia del ejército franquista y al final del conflicto, al que se le impuso una fuerte censura. Las imágenes mismas, en las que faltan los primeros planos son, en buena medida consecuencia de la utilización de la cámara Rolleiflex, que no sólo le distancian del fragor del conflicto, sino que ni siquiera nos comunican la inmediatez del calor humano en los registros que realizó entre la población civil.

Estas imágenes pertenecen al fondo fotográfico del Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca y han sido positivadas para ser expuestas por la Filmoteca Regional de Castilla y León. En el Archivo Histórico Provincial se podrán visitar hasta el 31 de agosto, de lunes a viernes, de 9 a 14 horas; y lunes y martes, de 16.30 a 18.30 horas.