La selección nacional de fútbol sala ha conseguido, después de una apretada eliminatoria con Eslovenia su clasificación para el próximo mundial de Colombia en la que intentará pelear por el campeonato que se escapó en la anterior edición a manos de Brasil.

El combinado nacional, dirigido por José Venancio López y que cuenta en sus filas con los segovianos Ángel Velasco (Lin) como jugador y César Arcones como miembro del cuerpo técnico trajo un resultado negativo de Eslovenia donde la selección cayó derrotada por 1-0. Para la vuelta, celebrada en Melilla, la clasificación no fue una certeza hasta prácticamente el último minuto siendo finalmente el resultad de 5-1 lo que no refleja la tensión vivida hasta prácticamente los compases finales.

Lin en la cancha y César Arcones vivieron la eliminatoria desde dos perspectivas bien diferentes pero sacaron las mismas conclusiones. Para Lin la eliminatoria resultó “muy, muy complicada…hemos fallado muchísimo de cara a portería en los dos partidos en parte porque su portero también estuvo muy bien”; Lin considera que en el global de la eliminatoria, la selección española fue superior: ” hemos sido mejores en muchas facetas del juego pero hemos aprendido sobre todo que cualquier equipo te puede dejar fuera de un mundial”.

Con respecto  a sus posibilidades para la cita de septiembre en Colombia, Lin antepone hacer un buen final de campaña con el Barça, su actual club: “llevamos dos temporadas malas y queremos hacer algo importante esta campaña, queremos llegar lo mejor posible al Play off porque tenemos equipo como para ganar el título”

Y con respecto a las posibilidades de España en el Mundial, Lin también es ambicioso: “Jugar en la selección implica siempre estar al máximo nivel porque es muy difícil entrar en la lista de 14 jugadores porque son muchos los que merecen estar ahí”, asegura Lin; “Una vez allí en Colombia el objetivo es ir jugando cada partido como una final y conseguir el título, tenemos que ir a ganar”.

La perspectiva del cuerpo técnico

Por su parte César Arcones afirma que “sabíamos que iba a ser una eliminatoria muy complicada y también éramos conscientes que en deporte de nada sirve ser campeón de Europa hace dos meses si no refrendas la clasificación para un mundial que muchos ya veían conseguida de antemano”

“Eslovenia es un rival muy complicado, muy físico y a la que es muy difícil meter gol con una defensa individual en el juego real como en estrategia, siempre están al límite en el contacto”; En la ida en Eslovenia no estuvimos bien en la primera parte y después no estuvimos eficaces en la definición y en la vuelta marcamos pronto pero enseguida nos empataron y aunque no alcanzamos el nivel estelar de juego que logramos en la Eurocopa demostramos algo fundamental, competitividad. Teníamos que igualar la exigencia física que proponía Eslovenia y no era un día para jugar bonito que le gusta al espectador”, asegura Arcones.

Con portero jugador a falta de 11 minutos queríamos tener un pequeño margen de error por si salían las cosas mal pero por fortuna logramos poner el 3-1 y aunque perdonamos demasiado logramos la clasificación”; “este tipo de partidos y los problemas  tienen que servirnos para darle más importancia al hecho de clasificarnos. No ha sido nada fácil y estamos muy contentos y satisfechos. Lo importante era el conseguir el objetivo más que la forma de lograrlo”

Y de cara al futuro más cercano, César Arcones es prudente y pone el trabajo como base de todo: “Siempre hay que mejorar cosas, para ser todavía más competitivos y lograr llegar en la mejor forma a Colombia”

Foto: el segoviano Lin en una imagen tomada al final de un partido de la pasado Eurocopa de Serbia/twitter