Una gorra con visera de color azul marino, más cómoda que la tradicional gorra de plato (que se utilizará en el uniforme de gala), camisa tipo polo de color azul marino, pantalón con bolsillos exteriores en las perneras, botas negras, que sustituyen al clásico zapato de suela, y que aportará más seguridad a los agentes en su trabajo diario y un jersey de pico corto, también azul marino, para la temporada de invierno. Así podremos verles por las calles de Segovia. Es la nueva vestimenta de más de un centenar de policías nacionales.

“La Policía Nacional ha cambiado su uniforme de trabajo por otro más práctico y cómodo”, según ha afirmado la subdelegada del Gobierno, María Teresa Rodrigo, quien ha presentado la nueva vestimenta junto con el comisario de la Policía Nacional, Julio Díaz Corredera.

La subdelegada destacó que “este uniforme es más funcional que el anterior y se adapta perfectamente a las condiciones de seguridad y prevención de riesgos de trabajo”.

En total, han sido 120 los policías de Seguridad Ciudadana los que cuentan con la nueva vestimenta, cuyo cambio comenzó a implantarse hace siete meses en Madrid y ha continuado progresivamente en el resto de las provincias.

“El nuevo uniforme se ha elaborado de acuerdo a la experiencia acumulada en el uso operativo de las diferentes prendas y modalidades de los ya existentes”, apuntó la subdelegada, quien añadió que “este equipamiento ha sido actualizada y modernizada”.

Así, “el uniforme conjuga la comodidad y la operatividad con una imagen más moderna de la Policía Nacional”, aseguró.

DEJA UNA RESPUESTA