La Federación Empresarial Segoviana, junto a CECALE, cree que la votación parlamentaria sobre el llamado “blindaje vasco” de los conciertos económicos ha supuesto un nuevo desengaño de los empresarios segovianos y de toda la comunidad autónoma, y califica de lamentable  esta consolidación de un sistema insolidario que no propicia los equilibrios territoriales y que, además, contraviene los principios constitucionales tendentes a un reparto equitativo de la riqueza nacional entre las regiones, denuncian.
 
A juicio de FES y de CECALE, se está asistiendo a un espectáculo de compraventa de intereses políticos que conculcan todos los principios y generan agravios. Así, lejos de converger la sociedad española en una unidad de intereses desde la diversidad regional contemplada en el título VIII de la Constitución, se está fomentando el enfrentamiento interregional, tal y como ya ocurriera a partir de las votaciones parlamentarias del Estatuto de Cataluña.
 
Se muestra una vez más cómo el Gobierno está más atento a sus proyectos políticos y a los posibles apoyos que pudieran obtener, en este caso a los Presupuestos Generales del Estado, que a las verdaderas necesidades del país y, más concretamente, a las necesidades de Castilla y León y del resto de las regiones limítrofes con el País Vasco. Se consolida la insolidaridad al mismo ritmo y en la misma intensidad con que el Gobierno precisa apoyos del resto de los grupos políticos con representación parlamentaria.
 
En este sentido, al dotar de rango de Ley Orgánica a los conciertos económicos, se dificultan enormemente las impugnaciones que pudiera realizarse, lo que significa la consolidación de facto de esta injusticia con la Comunidad Autónoma y su economía.

DEJA UNA RESPUESTA