La Junta de Castilla y León confía en que alguna empresa adquiera la firma cárnica Primayor Elaborados, conocida también como ‘La Choricera’, y que permita salvar sus más de cien puestos de trabajo que se enfrentan a un ERE definitivo por liquidación.

La empresa, concursada desde hace dos años, se enfrenta a su liquidación definitiva tras autorizar esta opción el Juzgado de lo Mercantil de Segovia, donde se siguen los trámites administrativos de todas las sociedades del grupo Proinserga, el más importante que ha tenido Segovia hasta el inicio del proceso concursal.

La consejera Agricultura y Ganadería de la Junta, Silvia Clemente, afirmó hoy en Sacramenia que el Gobierno regional mantiene contactos con empresas del sector que puedan hacerse cargo de la industria y recordó que ha trabajado en los últimos meses para que no se cerrara esta emblemática industria segoviana que elabora embutidos con marcas como El Acueducto o Snackis.

Además, sostuvo que la crisis desatada obedece a la “mala gestión empresarial que llevó al grupo a una situación de quiebra”. Insistió en que ha habido “ayudas de salvamento de cerca de 10 millones, y que de no haberse adoptado estas medidas se habrían cerrado las tres empresas del grupo, Castileón, Proinserga y La Choricera”. “Estas tres empresas llevan dos años abiertas gracias al esfuerzo decidido de la Junta”, dijo.

En cuanto a la presentación del Expediente de Regulación de Empleo que se materializó hoy, Clemente dijo que se trata de “trámites del procedimiento judicial”, a la vez que reconoció que la actual situación de crisis no ayuda a buscar una solución al problema.

DEJA UNA RESPUESTA