Más de 600 efectivos de la Guardia Real desfilaron hoy por las calles de Segovia para poner el broche a su despliegue de esta semana por más de una treintena de municipios de la provincia. Atravesaron la ciudad vieja hasta llegar a la plaza Mayor, epicentro de una parada militar que atrajo a numerosos ciudadanos y visitantes pese a la intermitente llovizna que les acompañó durante toda la mañana.

Presidió el acto el teniente general jefe del Cuarto Militar de la Casa Real, Antonio de la Corte García, acompañado por numerosas autoridades, entre ellas la subdelegada del Gobierno, Pilar Sanz, el delegado de la Junta, Javier López-Escobar, o el obispo de Segovia, Ángel Rubio.

Y también estuvo el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, al que se hizo entrega de la bandera dentro de la ceremonia castrense que se desarrolló en la plaza: honores, novedades y revista; alocución del coronel jefe de la Guardia Real, Ramón Álvarez de Toledo, que agradeció el trato dispensado por los segovianos durante la semana; homenaje a los que dieron su vida por España; la interpretación del himno de la Guardia Real y, por supuesto, el desfile de todas las unidades del Cuerpo al servicio de la Corona.

No faltaron los miembros del Escuadrón de Escolta Real a lomos de sus formidables caballos, y tampoco las emblemáticas Harley-Davidson para aportar ruido y color al desfile que el Cuerpo de seguridad de la Corona regaló a la ciudad del acueducto. Fue el flamante punto final del ejercicio Segovia 2014, una serie de maniobras de instrucción que la Guardia Real lleva a cabo con todas sus unidades una vez al año y para la que en esta ocasión eligió la citada provincia castellana.

La mayor finalidad es dar a conocer la Guardia Real, porque es una unidad de todos los españoles, algo muy nuestro por la tradición, la historia y la misión que tiene”, destacaba el coronel jefe, en declaraciones recogidas por Ical, el día en que se presentó el ejercicio. Arrancó el pasado sábado y se ha desarrollado durante todas estas jornadas para concluir con la parada militar.

Cuéllar, La Granja y El Espinar albergaron diversas exhibiciones los pasados miércoles, jueves y viernes; y en el alcázar, del 22 al 28, los visitantes pudieron disfrutar de una muestra de material y uniformes de la unidad de la Corona, una de las más antiguas del mundo con más de 500 años de historia.

DEJA UNA RESPUESTA