Publicidad

La fotografía de Otto Wunderlich, en Segovia

Publicidad

La Sala de Tapices del Torreón de Lozoya, acoge la exposición ‘Memoria y lugar. Segovia en la fotografía de Otto Wunderlich’ auspiciada por el Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE), la Diputación de Segovia y la Fundación Caja Segovia. Se trata de la primera muestra monográfica dedicada a este fotógrafo y su labor en la provincia de Segovia, donde trabajó entre 1914 y la década de 1940.

Las 80 fotografías que componen la muestra proceden del Archivo Wunderlich, integrado en la Fototeca del IPCE, dependiente del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. El comisariado ha corrido de la mano del historiador segoviano Miguel Ángel Chaves Martín, quien ha seleccionado las ochenta instantáneas que se exhiben en la muestra.

Publicidad

Otto Wunderlich (Stuttgart, 1887-Madrid, 1975) llegó a España en 1913 para trabajar en la Sociedad Minera ‘El Guindo’, dedicada al negocio de minerales, a la vez que se iniciaba como profesional de la fotografía. En 1914 comenzó a recibir encargos tanto de la administración pública como de empresas y particulares fotografiando monumentos, ciudades, pueblos, paisajes naturales, industrias, museos, gentes y oficios que comercializó también en álbumes, tarjetas postales y foto-libros.

Miembro de la Sociedad Española de Alpinismo ‘Peñalara’, realizó numerosas excursiones por el Sistema Central, Navacerrada, Gredos, Peñalara, Valsaín, recalando en diferentes ocasiones tanto en la ciudad de Segovia como en la provincia (La Granja de San Ildefonso, Riaza, Ayllón, Sepúlveda, Coca, Cuéllar, Pedraza, Villacastín, San Rafael, Turégano, etc.).

Hasta el comienzo de la Guerra Civil en 1936, el destino principal de sus fotografías fueron periódicos y revistas de actualidad y publicaciones especializadas como las series de postales y foto-libros de Paisajes y Monumentos de España, publicados por la editorial Voluntad y el Patronato Nacional de Turismo.

Las fotografías de Wunderlich son exponente de la corriente ‘fotografía documental’ que tuvo su desarrollo en las décadas de 1920 y 1930 que buscaba imágenes sencillas, funcionales, espontáneas y objetivas asociadas a ese desarrollo del viaje como descubrimiento de lo antropológico, etnográfico y patrimonial de los paisajes españoles.

Una exposición, cuatro secciones

La muestra se estructura en cuatro secciones que marcan otras tantas facetas de la fotografía de Wunderlich: ‘Paisaje urbano’; ‘Patrimonio monumental’; ‘Arquitectura cultural’ y ‘Cultura inmaterial’. En la primera de las secciones, se expresa en la fotografía de Wunderlich a través de vistas panorámicas, realizadas desde los principales miradores de la ciudad de Segovia o de pueblos como Cuéllar y Sepúlveda. En ‘Patrimonio monumental’, y con frecuencia vinculado a encargos editoriales del Patronato Nacional de Turismo, Wunderlich fotografió algunos de los monumentos más emblemáticos tanto de la ciudad como de la provincia. Son imágenes impregnadas de valores antropológicos con presencia constante de transeúntes, de pastores, de comerciantes o ciudadanos.

En ‘Arquitectura popular’ la muestra ofrece instantáneas tomadas en Sepúlveda, Pedraza o Ayllón además de la capital influenciadas por el movimiento intelectual propiciado por los miembros de la Institución Libre de Enseñanza como Joaquín Costa, arquitectos como Leopoldo Torres Balbás o literatos de la generación del 98 e intelectuales como Ortega y Gasset, convirtiendo la idiosincrasia y la tradición popular en un importante objeto de estudio reivindicando los valores del mundo vernáculo y rural como camino para la renovación en todos los ámbitos, incluido el arquitectónico. Por último, en ‘Cultura inmaterial’ las fotografías muestran a personas recogidas a su paso por los pueblos y ciudades sin posados entre los que destacan diferentes retratos de gitanos o la seria que hiciera al ‘tío Fermín’.

La exposición permanecerá en las Salas del Palacio del Torreón de Lozoya hasta el próximo 19 de marzo de 2017 y puede visitarse de martes a viernes de 18 a 21 horas y los sábados y festivos de 12 a 14 horas y de 18 a 21 horas.

Publicidad