La Federación Empresarial Segoviana (FES) advierte que muchas pymes están en “una situación débil” y una mayor presión fiscal las pondría en “claro riesgo de cierre”. En su opinión, el anuncio realizado por el Gobierno de un nuevo marco fiscal, con subidas de impuestos y de las cotizaciones a empresas y autónomos, supondrá un freno a la recuperación y es una “medida contraria” a la capacidad de las empresas “para mantener y generar empleo”.

“Necesitamos, más que nunca, incentivos y no más obstáculos. La provincia de Segovia tiene por delante un reto que es incrementar su censo empresarial, y aumentar la presión fiscal en estos momentos sería muy perjudicial para conseguir ese objetivo”, explica FES.

Los empresarios segovianos aseguraron que este anuncio es “una pésima noticia”, tan sólo unos días después del acuerdo alcanzado en el marco del Diálogo Social en materia de subida salarial para los próximos ejercicios. Los planes del Gobierno de Sánchez, afirmaron desde la FES, ponen en riesgo “la garantía de ese incremento acordado en materia de negociación colectiva”, ya que la situación de muchas empresas aún sigue siendo débil.

Desde la FES reclamaron una fiscalidad favorable a la recuperación porque “sin empresas solventes y competitivas” no se podrán recuperar las cifras de crecimiento y empleo anteriores a la crisis. La patronal segoviana recordó que necesitan “incentivos y no más obstáculos”, rechazando que existan razones objetivas para plantear una mayor presión fiscal ya que las cotizaciones sociales en España están entre las más altas de la UE y, en impuestos como IRPF, IVA o Sociedades. “Estamos en los niveles europeos, entre 2,3 y 2,5 por ciento del PIB”.