La Federación de Salud Mental Castilla y León y la Fundación Vodafone han sellado un acuerdo para impulsar la formación en tecnologías de información y la comunicación de este colectivo. A través del proyecto CiberMent cerca de 175 personas con discapacidad se beneficiarán a lo largo del año de este programa que busca acabar con la brecha digital del colectivo.

“Nuestra idea principal es poder facilitar programas formativos en el uso de las TIC adaptados a las personas con problemas de salud mental y dirigidos a la promoción de la autonomía personal a través de una mejora de sus capacidades, además de favorecer las posibilidades de inserción laboral”, indicó el gerente de la Federación, Ángel Lozano.

El proyecto CiberMent incluye tres talleres, de 12 horas lectivas cada uno, en las diferentes provincias coordinados desde las asociaciones locales. Podrán acceder a las formaciones aquellas personas con discapacidad reconocida igual o superior al 33 % y que estén participando en los Programas de Itinerarios Personalizados de Inserción Sociolaboral, financiados por la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León, el Fondo Social Europeo y la Iniciativa de Empleo Juvenil (YEI).

Los talleres disponibles son “Aprender a Navegar. Internet para todos”; “Aplicaciones prácticas de las TIC. Aprender cómo utilizar las tecnologías para conseguir tu objetivo personal” y “Búsqueda de empleo por internet. Optimizar las oportunidades”.

La accesibilidad de los dispositivos y a las aplicaciones está considerada por el colectivo de la discapacidad como una herramienta y desarrollo imprescindible para mejorar la calidad de vida, su autonomía personal y las posibilidades de inserción social y laboral. Por ello, desde Fundación Vodafone apuestan por la realización de programas de formación en el uso de las TIC tal y como se contempla con el proyecto CiberMent de la Federación Salud Mental Castilla y León.